Print Friendly, PDF & Email

La estética de cada año se caracteriza por nuevas tendencias. En el momento que salta un nuevo producto al mercado siempre se ve reflejado e implantado en las reformas de cada temporada. Al igual que la recuperación de estilos anteriores, bien por la añoranza de tiempos pasados, bien por la influencia de haber vivido juventudes en otro tiempo, o en otra zona del mundo.

A la hora de afrontar reformas integrales en Cantabria podemos pensar en el estilo local, en la recuperación de las líneas de la arquitectura vernácula y en su interpretación dentro del lenguaje contemporáneo. Al igual que las palabras, los materiales y los sistemas constructivos conviven con el hacer de cada día. A base de hablarlos cada día y transmitir entre generaciones vamos adaptando, transformando y aplicando ideas que vienen de generaciones anteriores. Con esto nos podemos preguntar… ¿Cómo puede afectar esto a una empresa de reformas de Cantabria?

Para construir una casa hoy en día atravesamos distintas fases con sus protocolos de licencias, autorizaciones, etc, pero el proyecto técnico también pasa por distintos filtros, pasando por el técnico que realiza el diseño y lo adapta al lugar (o no… ) hasta el cliente en un intercambio de ideas que fluyen con más o menos liquidez, entiéndase aquí el doble sentido.

reforma interior realizada por la empresa Alvier

Las tendencias de esta temporada

Vivimos en un momento en el que la cantidad de información, referencias, y en algunos casos la falta de criterio y de estilo hacen que hayamos perdido un estilo propio para la época en la que vivimos. Puede que no sea necesario. Puede que tras una época marcada por tendencias de estilo claras y definidas en el que el lenguaje arquitectónico era aplicado casi de forma caligráfica, desembarcamos y vagamos por un periodo en el que prácticamente todo vale.

Sobre este mar de referencias, estilos, materiales, novedades y cualquier cosa que llamamos vintage, nos quedamos con unos elementos que salen a flote y que lo hacen por las necesidades del momento, por la desgastada economía y por las posibilidades de cada clase social, cada vez más diferenciadas en casi todos los países.

De esta manera podemos decir que las clases bajas se deben conformar como siempre con lenguajes y soluciones sobrias cuando pretenden utilizar la racionalidad constructiva, o con materiales de baja calidad e imitaciones cuando buscan ir más allá en lo estético.

trampantojo en Génova . Luis Santalla

Cuando las tendencias las empiezan a definir los algoritmos en lugar de los técnicos/as empezamos a tener un problema. El mundo de las referencias se ha visto desbordado por la cantidad de buenas fotografías y por la gran capacidad de difusión del momento en el que vivimos. Si hablamos de nuevas construcciones, es plausible que no volvamos a encontrar un estilo propio dentro de nuestro entorno construido.

Sobre la fachada de la imagen superior nos encontramos con una fachada pintada que imita un lenguaje anterior. Si sobre esta fachada que realmente es plana aplicamos una nueva solución constructiva, siguiendo las nuevas restricciones normativas y de ahorro energético… es probable que terminemos colocando un sistema de aislamiento por el exterior sobre algo que realmente ha sido concebido como un lienzo, el cual tiene sobre si una posible amenaza a su decoración.

El viejo debate entre la innovación tecnológica y el estilo.

La implantación de las tendencias en algunos casos termina con lo preexistente o lo respeta. De esta manera de interactuar con lo que ya tenemos parte la forma de entender una reforma o una rehabilitación. Las tendencias que respetan lo existente mantienen la línea de la construcción que se venía aplicando sobre el lugar y sobre su entorno, pero incluso con el lenguaje contemporáneo se puede respetar lo existente. Depende de la delicadeza del técnico y de la ejecución. Te invito a analizar con un poco de criterio las obras que vas a realizar antes de decidirte por un tipo de reforma u otra.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.