Print Friendly, PDF & Email

Desde el año 2013 trabajamos en proyectos de vivienda y reformas y lo publicamos en el blog dentro del «Diario de obra». En el capítulo de hoy hablaremos sobre el espacio con más funciones de la vivienda, aunque parezca extraño. Dependiendo de su tamaño podremos ver cocinas que son el centro de la vivienda, donde se producen las reuniones con todo el mundo, espacios sagrados de un solo cocinero, etc. Muchos de estos tipos se pueden ver en la galería de la fábrica de cocinas Cocieco.

Más allá de la propia forma de la cocina, que existen tantas como tipos de formas de habitar la vivienda, voy a comentar aspectos de obra que han sido importantes en las reformas que hemos hecho, desde qué consideraciones tener con los acabados, cómo mejorar el espacio funcional de la cocina hasta cuánto cuesta amueblar una cocina.

En esta ocasión he elegido fotos de obra de una reforma de vivienda. Se trata de una cocina completa, con una distribución en U, en la que uno de los brazos es un mueble alto, y los dos brazos restantes son muebles bajos, únicamente coronados por una campana extractora.

Los muebles de la cocina y lo que hay detrás

Lo más habitual es utilizar muebles modulares como base para la cocina, personalizables tanto en sus frentes, puertas, tiradores, cajones… como en las encimeras. Su posición en la cocina condiciona la posición de las instalaciones, tanto las que no se ven (desagües, acometidas de agua, cajas de derivación eléctrica) como los enchufes para conectar los pequeños electrodomésticos. La posición de la cocina y del fregadero determinan los espacios útiles a su alrededor.

Los módulos bajos tienen pies regulables en altura, generalmente, que permiten adaptar la altura final dependiendo del grosor de la encimera y la altura ideal para la conexión con la ventana, otros muebles, o la referencia que tengamos (desde los 85 a los 95 cm dependiendo también de la altura propia de los usuarios).

imagen de obra – Flu-or Arquitectura

En la pared tenemos que considerar que habrá alicatados, fundamentalmente por el tema de las saplicaduras, que nos evitarán que el material base del tabique, yeso o cemento, sufra. Es también este tabique el que va a alojar las instalaciones y a servir de soporte resistente para colocar los muebles altos. Si te das cuenta, vamos acumulando platos, fuentes, paquetes de comida…. y podemos llegar a colgar 30 o 40 kg de la pared.

Cuando tengamos la previsión de colocar muebles altos, llevemos esa previsión al tabique de base. Si este está realizado con un entramado autoportante, o si se trata de un trasdosado en una pared es importante colocar elementos de refuerzo en la pared.

La posición de los tres elementos principales que condicionan la distribución de la cocina

Almacena la comida, lávala y caliéntala. Estos tres pasos son los movimientos básicos que hacemos en la cocina. El triángulo amoroso que se forma entre la cocina, el fregadero y la nevera debe de ser irrompible. Únicamente en el caso, que por cuestión de espacio, debemos de alinear estos tres componentes es en la cocina en hilera.

prueba a dibujar las líneas de conexión entre los tres elementos, verás los triángulos

En el resto de casos, cuando nos propongamos distribuir la cocina pensemos en estar enfrente a estos tres elementos y que haya como mínimo otra persona en la cocina. Esto nos ayudará a pensar en cómo es la distribución ideal, que siempre será en triángulo (entre estos tres elementos).

A partir de esta distribución básica entramos en los gustos y en los complementos. ¿Cocina en la isla o un fregadero? ¿Queremos muebles altos o una encimera corrida? ¿Queremos equipamiento alto como hornos, microondas y espacio de almacenamiento para pequeños electrodomésticos?

Para esta distribución te aconsejamos visitar las webs de los fabricantes, ver posibilidades y asegurarte de aquello que te gusta. El precio de la cocina será el más ajustado a tu presupuesto. La distribución podrá ser ideal igualmente.

Comparte este artículo