Print Friendly, PDF & Email

En pocas ocasiones hablamos de los espacios hoteleros. En este momento en el que parece que la mayor crisis del covid 19 puede considerarse resuelta, estos espacios buscan renovar su imagen. La principal forma de cambiar totalmente la imagen es utilizar los elementos móviles, la decoración y el mobiliario.

Es por eso que la selección cuidadosa de muebles hospitality para hoteles se está demandando cada vez más. El buen gusto y la imagen cuidada es motivo de elección de un hospedaje frente a otro. ¿Nos dejamos llevar siempre por la estética de las fotos? Si, realmente sí, el ambiente atrae muchísima atención, además de otras circunstancias como la ubicación del alojamiento o el precio.

Las tendencias de este año recuerdan a los años 50 y 60. Aquellos muebles que buscaban llegar a más con menos, derivados del diseño Bauhaus, de Charles y Ray Eames, Saarinen, entre otros. El tubo curvado y la elegancia de la combinación con la madera adecuada da como resultado piezas comodín para cualquier espacio de espera, zona de descanso, muebles de apoyo para las habitaciones y para los puntos de atención al cliente. Los detalles del mobiliario desarrollado en los paises nórdicos vuelve con fuerza, por su limpieza en las uniones y por sus líneas refinadas.

Los ambientes de los hoteles pueden ser los espacios más cambiantes dentro del mundo del diseño. Dan la oportunidad de tener una renovación por temporada, con mobiliario de calidad y con un diseño con entendimiento global del espacio. La vista del diseñador o del arquitecto que se ponga a trabajar sobre este espacio es su herramienta más importante, los fabricantes de mobiliario están cada vez más especializados para darles servicio.

conjundo de butacas Adex

El mobiliario de los hoteles vs tiendas de mobiliario

En pocas ocasiones entramos a opinar sobre la estética. Lo haremos desde el punto de vista de la combinación de materiales, más allá del diseño. Últimamente parece que el todo vale se está imponiendo, frente a la obra de arte total que soñaban los diseñadores mencionados, que trabajaban el ambiente y el úlltimo detalle del mobiliario; las combinaciones arriesgadas, provocadoras, cuando traspasan la fina línea que los separa de la ingenuidad, aparece lo hortera y la ordinariez.

El criterio a la hora de la elección de los materiales y por tanto los muebles que acompañan a la construcción debe de mantener una línea clara, que aporta claridad y un buen entendimiento del espacio, que en algunas situaciones se ha convertido en una tienda de mobiliario, en lugar de un ejemplo de diseño.

La iluminación como perfilador de la imagen

Junto con el diseño de mobiliario, la escenografía de cada espacio (porque al final se resume a eso) se ve resaltada por énfasis de luz en zonas determinadas, líneas, puntos que resaltan el acabado del material de las puertas, mesas, zonas de lectura…

Saber escoger con gusto los complementos de iluminación termina por cerrar la nueva imagen de un espacio. Si tratamos las lámparas y las luminarias como elementos decorativos llegamos a crear una atmósfera equilibrada, donde cada elemento es necesario a la vez que estéticamente cobra mayor sentido.

Comparte este artículo