Print Friendly, PDF & Email

La implantación de la norma que obliga a ventilar el suelo de la vivienda, reciente HS6 del Código Técnico de la Edificación, se basa en el sentido común, en la tradición y en implantaciones normativas puntuales en aquellos lugares como Galicia, con problemas de radón.

“Real Decreto 732/2019, de 20 de diciembre, por el que se modifica
el Código Técnico de la Edificación, aprobado por Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo”.

Además del radón, el terreno transmite frío, humedad y la posibilidad de entrada de pequeños animales. El hecho de separar el plano que pisamos nos garantiza que vamos a tener menos entrada de agua por capilaridad y los pies más calientes. Pero eso no es todo. Debemos de ejecutarlo correctamente para evitar que exista condensación en su cara inferior, y por tanto mantener el forjado seco.

gota precipitándose desde superficie con condensación – Luis Santalla

Desde la puesta en vigor de las normas de habitabilidad de Galicia nos hemos acostumbrado a hacerlo por obligación, aunque se venía haciendo por sentido común en esta región, bien con forjados ventilados, muy utilizados en los años 70 y siguientes.

Vivienda en la urbanización O Pinar, Oleiros – Carlos Fernández-Gago 1972

Nos encontramos con dos situaciones:

  • viviendas para reformar, como en la imagen superior, en las que ya existe una ventilación (ya sea forjado sanitario o solera ventilada)
  • viviendas tradicionales de muros de mampostería con solera directa sobre el terreno

La solera ventilada en reformas y rehabilitación

En la primera opción lo único que debemos de hacer es mantener esa cámara lo más ventilada posible. En el caso de esta obra lo que se ha hecho fue aprovechar unos nuevos salientes de la vivienda para crear una mayor ventilación a la fachada y mantener las rejillas ocultas.

Este es un ejemplo de forjado santiario (una estructura horizontal), que a diferencia de la solera ventilada se separa completamente del suelo. No confundir con la solera ventilada, formada por pequeñas piezas que funcionan como encofrado perdido y que permiten separarse puntualmente del terreno, a la vez que se apoyan directamente sobre un hormigón de limpieza.

Vivienda en O Pinar – rehabilitación FLU-OR Arquitectura 2016
voladizo sobre rejilla de ventilación – FLU-OR Arquitectura 2017

Con el forjado sanitario podemos tener gran parte del suelo bajo la vivienda con tierra o zahorra. Con la solera ventilada debemos de regularizar y disponer de una capa de hormigón de limpieza en toda la superficie.

La solera ventilada en las rehabilitaciones de viviendas con muros de mampostería tienen dos matices importantes. Generalmente tienen poca cimentación y a muy poca profundidad y tienen un gran espesor.

Podemos aprovechar las partes bajo los huecos para insertar los tubos de ventilación y en aquellos puntos donde la mampostería lo permita.

¿Cómo se calcula la ventilación del forjado sanitario o de la solera ventilada?

Antes de calcular nada, vamos a plantear la posición de los puntos de ventilación, como mínimo estableceremos un punto en cada fachada y nos aseguraremos de que hay la opción de tener ventilación cruzada.

Si podemos disponer de shunts o elementos verticales aportaremos mucha más presión de aire ya que a través de la chimenea crearemos efecto de succión, más allá del efecto de sotavento – barlovento que se produce en las fachadas.

A continuación puedes ver documentación de nuestra biblioteca en la que podrás ver la guía de rehabilitación frente al radón y las posibilidades constructivas según el municipio, además del método de cálculo (consistente en dimensionar las bocas de ventilación para garantizar las renovaciones de aire necesarias)

¿Cual es el ámbito de protección contra el radón? ¿Incluye las rehabilitaciones?

Comparte este artículo