Print Friendly, PDF & Email

En ocasiones buscamos un material que aparentemete no existe. Un material cuyas características sean que pese poco, que tenga suficiente resistencia pra poder pisarlo, para resistir la fuerza del viento, que tenga un acabado impermeable y que además tenga buenas características estéticas. Para cumplir todas estas expectativas se han creado los paneles sándwich.

A partir de la superposición de capas alrededor de un aislamiento central, conseguimos un material nuevo con las características que deseamos. De forma habitual se utilizan dos tipos, los acabados en chapa metálica y los acabados en madera en menor medida. Su ámbito de uso principal es en la envolvente térmica, por todas estas cualidades.

Nave del Metro de Canalejas, Madrid

Aunque existen paneles capaces de funcionar estructuralmente, no es su cometido principal. En general la instalación de panel sándwich se realiza sobre una estructura, generalmente porticada, de acero o madera. A grandes rasgos podríamos quedarnos ahí, pero vamos a profundizar más en la materia.

Una clasificación de paneles sandwich

 A groso modo puedo permitirme clasificarlos en paneles de fachada, paneles frigoríficos y paneles de cubierta. La característica común es la modulación longitudinal. Siempre se marca una junta. En el caso de los paneles de fachada vamos a procurar colocarlos de tal manera que la junta sea vertical (para que desagüe lo antes posible).

Cuando los paneles los colocamos en cubierta nos interesa que la junta entre paneles quede estanca, o que por lo menos aleje el agua lo antes posible. Es por eso que se producen juntas alzadas entre paneles.

Nave del Metro de Canalejas, Madrid

Un “truco” de los paneles de cubierta para que la modulación no se aprecie desde ningún punto de vista es la repetición de más juntas, imitando otros materiales. Se convierte en el sustituto económico de cubiertas de teja y pizarra, zinc, chapa metálica …

junta en panel sandwich de chapa metálica

Sobre las imitaciones de otros materiales decir que arquitectónicamente puede tratarse como un despropósito, ya que imitar una teja con chapa metálica puede parecer un crimen. Sin embargo, la capacidad que tienen los paneles de recibir cualquier forma, cualquier perfil, enriquece la construcción permitiendo mayor tipo de acabados en cuanto a forma y color.

composición básica de un panel sandwich de chapa metálica

En el caso de los paneles sandwich destinados a frigoríficos podemos decir que su gran ventaja es efectividad frente a otros sistemas. Ningún sistema hasta el momento es capaz de aislar grandes superficies térmicamente con un montaje básico. En el caso de las cámaras frigoríficas se tiene especial cuidado en resolver correctamente las juntas con EPDM y doble tetón.

¿Cómo rematar los frentes de los paneles sandwich?

Un problema que nos encontramos en obra habitualmente es el hecho de que no se cierra el perfil (por razones térmicas) y por tanto se puede producir que el aislamiento quede a la vista. En el caso del poliestireno y el poliuretano es un problema ya que con la intemperie se deterioran y son ignífugos, además de que estéticamente son pésimos.

Existen cantidad de perfiles y chapas plegadas que resuelven el final del panel ocultándolo y permitiendo la recogida de agua. En el caso de los perfiles especiales como los que imitan a la teja, ya existen chapas que imitan el borde de la teja, permitiendo una mayor estanqueidad y un remate estético.

Características térmicas y acústicas de los paneles sandwich

Como norma general damos unas indicaciones de los materiales, aunque cada fabricante da los valores exactos de su producto. Decir que las características acústicas son flojas, ya que se trata de un material ligero. Es cierto aquella expresión de “cuanta más mása , mejor se pasa” que aprendimos medio en broma durante la carrera.

Al tratarse de materiales ligeros, su capacidad de responder al ruido aéreo es baja, además de que son compactos, por lo que pueden llegar a transmitir gran parte del sonido al interior. Esto se puede limitar con el montaje. Cuando colocamos apoyos elásticos podemos permitir amortiguar el sonido aéreo.

El aislamiento térmico depende fundamentalmente del material de relleno y su espesor. El poliestireno y el poliuretano tienen transmitancias térmicas bajas, por lo que son aislamientos térmicos propiamente dichos, que están rodeados de otros materiales. Su buen funcionamiento está supeditado a lo que suceda en los apoyos y en las juntas entre paneles, ya que son los puntos donde es probable o posible construir con puentes térmicos.

Se considera material aislante térmico cuando su coeficiente de conductividad térmica: λ es inferior a λ<0.10 W/m²·K medido a 23°C.

Comparte este artículo