Print Friendly, PDF & Email

Ahora que estamos terminando el año 2022 es momento de echar la vista atrás y pensar cómo ha cambiado el panorama de la construcción. Aparentemente el mercado está muy revuelto y no hemos parado de ver cómo desde mediados de 2020, los materiales de construcción están experimentando un desorbitado incremento de precio, tal y como nos indican en 50metroscuadrados.com, que además repercute en el precio de la vivienda.

¿Quién se lleva la culpa de la inflación de los precios de los materiales? Son muchas las causas. Desde la pandemia donde se han sucedido variantes del COVID, y varios confinamientos de los paises productores y exportadores, se han visto retrasadas las cadenas de suministro mundiales. Hemos visto como han aparecido las medidas “covid-cero” implantadas por el país chino, que han incrementado los retrasos en los pedidos.

Existen muchos otros factores están detrás de este encarecimiento generalizado de los precios:

  • el aumento de la demanda de materiales tras la pandemia, a la que se le supone que ha traído una sensación de recuperación económica y una voluntad por construir y mejorar el espacio de la vivienda
  • la escasa capacidad de producción tras empezar desde «cero» tras la pandemia ha añadido presión al mercado, disparando los retrasos y en consecuencia los precios, implicando también el incremento en los precios del transporte marítimo
  • a todo esto hay que sumarle el aumento del precio de la energía, muy probablemente derivado por la alta demanda y por cuestiones ajenas, como la guerra de Ucrania

Una manera de analizar esta realidad, es realizar comprobaciones en el INE, que que mensualmente publica los índices de precios de materiales e índices nacionales de la mano de obra. En el gráfico que hemos elaborado para la ocasión podemos ver la evolución de los precios desde el año 2009, posterior a la crisis financiera.

Los índices indican las variaciones reales de los precios que se pueden consultar en el mercado. Es de aquí de donde se obtienen los precios de los contratos de las administraciones públicas, por esa razón son importantes. A esos precios se llega a través de la regulación establecida en el Real Decreto 1359/2011 de 7 de octubre, por el que se aprueba la relación de materiales básicos y la manera de aplicar las fórmulas tipo generales de revisión de precios de los contratos de obras.

Consulta realizada en el INE (Instituto Nacional de Estadística)

Mirando el global de la gráfica, parece que los precios continuarán subiendo, pero dificilmente se puede predecir cuando podrán bajar. El análisis de los precios de mercado, las variaciones del índice Down Jones (el cual refleja los movimientos en los precios futuros) que también afecta a las empresas energéticas… Si nos paramos a comprobar la evaluación de ese índice podemos ver que tenía un decrecimiento a final de 2021 que lo ha remontado en el mes de enero de este año. Según las fuentes consultadas, ha sufrido un incremento del 118% desde el mes de julio de 2020.

Antes de estos dos últimos años veníamos de un periodo en el que había una cierta estabilidad de precios. Una empresa podía presupuestar una obra teniendo en cuenta el precio del material y tener la garantía de que el precio se iba a mantener durante unos meses. Hoy en día, y según se puede ver en las gráficas que se adjuntan, el precio no ha hecho más que subir, comprometiendo los contratos de obra, el precio de la vivienda, los costes de los materiales y las espectativas de muchos promotores.

Se puede observar que el incremento ha sido generalizado en todas las materias primas, y por tanto el encarecimiento del metro cuadrado construido se ha visto incrementado progresivamente durante el último año, con tendencia a mantenerse unos meses, cuando menos….

Decir que las subidas más significativas han sido las del precio del acero, aunque la madera y los demás metales han sufrido un incremento importante, que augura una situación compleja en el mercado para el año 2023.

close up photo of brick wall
Foto de Alex Tepetidis en Pexels

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *