Saltar al contenido

Lógica vs logística, un debate sobre economía y desgaste medioambiental. Propuestas para la implementación de un sistema mundial de ahorro de costos de construcción

Print Friendly, PDF & Email

La logística en la construcción es como el andamiaje de un edificio: sostiene todo el proceso desde los cimientos hasta la última capa de pintura. A dia de hoy, en el que podemos encontrar cualquier material por internet y encargarlo, aunque esté en el otro extremo del mundo, nos hace entender como funciona esta logística, que va más allá de simplemente mover materiales y equipos de un lugar a otro; también implica consideraciones ambientales y económicas que son fundamentales en la era moderna de la construcción sostenible. Por este motivo, es importante hablar sobre los servicios de ingeniería industrial y logística que podemos encontrar y cual debe ser su sentido, para tener un mundo más eficiente, no solo a nivel de certificación energética, sino de logística, y más todavía, de lógica.

El objetivo de estas líneas es explorar cómo la optimización de la logística en las obras de construcción puede ser un pilar fundamental para reducir las emisiones de carbono y los costos asociados. Nos encontramos en un momento crucial en el que el cambio climático y la eficiencia económica no pueden tratarse como entidades separadas. Propongo fusionar la sostenibilidad con la rentabilidad, y la logística en la construcción es el punto de convergencia perfecto para hacerlo realidad.

Como arquitecto, pienso en cada proyecto es una oportunidad diferente para dar una perspectiva de cómo debemos de adaptarnos al entorno, pero también debe de entenderse como una responsabilidad, ya que cada decisión de diseño y construcción tiene un impacto tangible en nuestro entorno. Por lo tanto, abordar la logística desde una perspectiva holística es esencial para garantizar que nuestras creaciones no solo sean estéticamente aceptables, sino también respetuosas con el medio ambiente y financieramente viables.

A lo largo de este artículo, exploraremos cómo podemos repensar la logística en la construcción, desde la selección de materiales hasta la gestión de la cadena de suministro, con el objetivo final de construir un futuro más sostenible y rentable para todos.

PROLOGIS – La Bisbal del Penedés

El origen del problema

En la vasta empresa de la construcción, cada paso que damos deja varias huellas, en la memoria de la gente, en el terreno y otra quizás más profunda que tiene que ver con el desgaste de energía, la huella de carbono. La industria de la construcción es conocida por su voraz apetito de recursos naturales y su contribución significativa a las emisiones de gases de efecto invernadero. Desde la extracción de materiales hasta el transporte de equipos pesados, cada fase del proceso de construcción tiene un impacto ambiental considerable. Recordar que la mayor parte de la maquinaria de obra consume combustibles fósiles.

Es en este contexto que la logística emerge como un aspecto crítico, pues la forma en que movemos los materiales y gestionamos los recursos puede magnificar o mitigar este impacto.

Nos enfrentamos a dos debates complejos, por un lado, la demanda insaciable de nuevos proyectos de construcción impulsa un constante flujo de actividad frente a la realidad de nuestros recursos naturales finitos. Por otro lado, el debate de los productos de cercanías. ¿Como es posible que salga más barata la piedra de Brasil para construir en Galicia, donde vivimos fundamentalmente encima de macizos de granito y pizarra?

La logística, en este sentido, es la columna vertebral que sostiene este equilibrio precario entre la necesidad de construir y el deber de preservar nuestro entorno. Sin embargo, hasta ahora, este aspecto ha sido a menudo pasado por alto en favor de consideraciones más visibles, como el diseño arquitectónico o la ingeniería estructural.

Desarrollo a continuación varias ideas que pueden perfeccionar el mundo de la logística en la construcción, examinando de cerca su papel en la generación de emisiones de carbono y en el consumo de recursos naturales. Al comprender mejor estos factores, estaremos mejor equipados para abordar los desafíos que enfrentamos y buscar soluciones innovadoras que nos permitan construir un futuro más sostenible y equitativo.

Goodman – Can Estella

Impacto de la logística en la huella de carbono

La logística en la construcción no hay que entenderla como el medio para entregar materiales y equipos al lugar de trabajo; se trata de un componente crucial que moldea el impacto ambiental de todo el proceso constructivo, y del cual los arquitectos e ingenieros tenemos que ser plenamente conscientes. Desde la extracción de materias primas hasta la disposición de residuos, cada etapa está intrínsecamente ligada a la eficiencia logística y, por ende, a su huella de carbono.

¿Cuánto cuesta, y no solo económicamente, transformar la materia prima?

Comenzando con la fabricación de materiales, debemos considerar el combustible consumido y las emisiones liberadas durante la producción. Este es solo el comienzo de un viaje que lleva a través de la cadena de suministro global, donde los materiales pueden viajar miles de kilómetros antes de llegar a su destino final. Este desplazamiento masivo no solo agrega costos adicionales, sino que también aumenta significativamente las emisiones de carbono asociadas con el transporte. Al llegar al sitio de construcción, la logística sigue desempeñando un papel fundamental en la eficiencia operativa. La gestión ineficaz de los materiales y la mano de obra puede llevar a retrasos, lo que a su vez conlleva un desperdicio innecesario y un aumento en las emisiones debido a un mayor tiempo de actividad de los equipos.

¿Cómo llega el material a la obra?

Además, la logística también influye en la gestión de residuos, ya que un mal manejo puede resultar en la disposición inadecuada de materiales sobrantes, lo que contribuye aún más a la huella de carbono del proyecto.

¿Cómo se devuelven los residuos de obra al ambiente?


Eficiencia en gastos económicos y sostenibilidad

Me da pena ver como en el mundo de la construcción, donde cada movimiento podría estar meticulosamente calculado, a menudo se perciben los gastos y la sostenibilidad como objetivos opuestos, con la rentabilidad compitiendo con la responsabilidad ambiental.

La optimización de la logística en la construcción ofrece una oportunidad única para reconciliar estas dos demandas aparentemente contradictorias. Al reducir la distancia entre la fuente de los materiales y el lugar de construcción, podemos minimizar los costos asociados con el transporte y, al mismo tiempo, reducir nuestra huella de carbono.

La eficiencia de la distribución de materias primas también puede tener un impacto significativo en la gestión de los recursos en el sitio de construcción. Al garantizar una entrega oportuna de materiales y una gestión eficiente de la mano de obra, podemos minimizar los tiempos de inactividad y reducir los costos laborales.

imagen sobre el caos logístico mundial (no le busques el sentido, no lo tiene) – Generado con IA

Propuestas para la implementación de un sistema mundial de ahorro de costos de construcción

Construir un sistema global de ahorro de costos en la construcción no es una tarea simple, pero tampoco es imposible. Requiere un enfoque coordinado y multifacético que aborde los desafíos logísticos, ambientales y económicos de manera integral, y un compromiso, un punto más a añadir en los objetivos para los próximos cambios de década. Cuáles podrían ser propuestas realistas, rentables y eficientes?:

Promoción de la producción local de materiales: Fomentar la producción de materiales de construcción localmente puede reducir la dependencia de los recursos importados y disminuir los costos asociados al transporte. Esto podría lograrse mediante incentivos fiscales para las empresas que utilizan materias primas locales y promoviendo políticas que faciliten la obtención de permisos para la producción de materiales en las comunidades locales.

Desarrollo de redes de suministro regionales: Establecer redes de suministro regionales puede reducir las distancias de transporte y minimizar las emisiones de carbono. Las asociaciones entre empresas locales, proveedores y contratistas pueden facilitar la colaboración en la adquisición y distribución de materiales, optimizando así la logística y reduciendo los costos.

Implementación de tecnologías de información y comunicación (TIC): La adopción de TIC, como sistemas de gestión de inventario y planificación logística avanzada, puede mejorar la eficiencia en la cadena de suministro y reducir los costos operativos. Estas tecnologías permiten un seguimiento en tiempo real de los materiales y equipos, optimizando las rutas de transporte y minimizando los tiempos de espera en el sitio de construcción.

Utilización de materiales alternativos y métodos de construcción sostenibles: Explorar alternativas a los materiales tradicionales y adoptar métodos de construcción sostenibles puede reducir tanto los costos como la huella de carbono de los proyectos. Por ejemplo, la utilización de materiales reciclados o renovables, como la madera certificada o los ladrillos de tierra comprimida, puede disminuir los costos de adquisición y transporte, al tiempo que se reduce el impacto ambiental.

Educación y capacitación en prácticas sostenibles: Proporcionar capacitación y recursos educativos sobre prácticas de construcción sostenible puede ayudar a sensibilizar a los profesionales del sector y fomentar la adopción de medidas más sostenibles. Esto podría incluir programas de certificación en construcción verde, talleres de buenas prácticas ambientales y campañas de concienciación sobre la importancia de la logística sostenible en la construcción.

Implementar estas propuestas requerirá un esfuerzo conjunto de gobiernos, empresas y la sociedad en general. Sin embargo, el potencial de ahorro de costos y la reducción del impacto ambiental hacen que valga la pena el compromiso. De nada nos vale consumir pocos recursos a la hora de vivir en una vivienda, si para construirla hemos dejado una huella incalculable.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *