Print Friendly, PDF & Email

Una de las partidas de obra que deben de incluirse en el proyecto, y por tanto llevarse a cabo y controlar es la limpieza de obra. Posteriormente el edificio tiene un mantenimiento regular en el que puede entrar una empresa o realizarse por parte del propio usuario siguiendo las instrucciones del libro de mantenimiento. Por otra parte las unidades de obra tienen un mantenimiento establecido en el propio proyecto. Con esto aparecen limpiezas puntuales de vidrios, canalones, arquetas, rejillas…

En los casos de grandes limpiezas, lo propio es contratar un servicio de mantenimientos de limpiezas que se encargue de todo. De esta manera, antes de realizar la limpieza, el/la gerente o un/a coordinador/a realiza una visita previa al domicilio, para realizar el presupuesto. Esta visita también se puede aprovechar para planificar el orden, número de trabajadores y el equipo de maquinaria y material necesario para la limpieza.

En el caso de España, es conveniente exigir un certificado acreditado por ITEL (Instituto Técnico Español de Limpieza), conforme el procesos de limpieza que se está llevando a cabo garantiza la eliminación de bacterias, virus y hongos.

Tras la pandemia de covid 19 se incluyen servicios de desinfección, con sistemas de desinfección de aire con el uso de unas máquinas generadoras de ozono activo. Para hacer la limpieza de una forma más efectiva se sustituyen los productos de limpieza utilizando el agua ionizada para limpiar y desinfectar a la vez. Este método no produce alergias, no deja residuos químicos y reduce la emisión de contaminantes en la atmósfera.

Nanoproductos de limpieza de obra

Se deben de tener en cuenta las calidades de los productos y también la compatibilidad del producto con los sistemas constructivos más sensibles, como los plásticos, los vidrios, los lacados… Emplea productos de alta calidad, homologados y nada corrosivos. Una vez se haya terminado la limpieza, algunas empresas aplican soluciones de nanotecnología diferente según la superficie para conservarla y mantenerla durante más tiempo.

recreación

Según Mintel,[gnpd.com] los primeros productos lanzados al mercado con el reclamo publicitario “nano” datan del 1997, y se tratan de productos que contenían básicamente nanopigmentos y nanoesencias. Por otra parte, la primera base de datos completa accesible online de productos de consumo con nanomateriales no estuvo disponible hasta el 2007. Se trata de la Woodrow Wilson database, una base de datos que contiene productos con nanomateriales utilizados en diversos ámbitos, como por ejemplo: comidas, bebidas, productos de limpieza para el hogar, salud, etc. Según esta base de datos, los primeros productos lanzados al mercado con nanomateriales datan del 2005 y se tratan mayoritariamente de productos con NPs de plata.

«Nanomateriales en limpiadores de superficies duras«, Minerva Fernández Blanco, David Amantia, Jaume Josa i Pons y Laurent Aubouy. © 2014 Real Sociedad Española de Química

Equipos de limpiadores de obra

Los de limpiadores/as deben de ser especializados/as en limpiezas y mantenimientos. En algunas ocasiones una limpieza incorrecta puede dañar enormemente la estética de los acabados. Imagínate limpiar un coche nuevo con un trapo lleno de arenas… Pues lo mismo puede suceder con los acabados de una vivienda, una zona común, un local comercial, etc.

Para esto debe de haber una supervisión en la que se confecciona el protocolo de limpieza, específico de cada cliente, para incorporarlo en el apartado de procedimientos de su empresa, además de hacer el seguimiento y verificación de dicho protocolo.

Comparte este artículo