Print Friendly, PDF & Email

Ábrete sésamo!  Las palabras secretas para abrir la cueva de Ali Babá se pueden sustituir hoy en día por un buen sistema de domótica, que podrá parecer incluso más mágico. Convivimos habitualmente con distintos sistemas para entrar en los edificios, mecanismos que bloquean las puertas y nos permiten la mejor apertura y seguridad.

En la web de puertas24  se puede ver una clasificación perfectamente definida de todos estos sitemas, que pasaremos a comentar, desde las simples puertas automáticas a los sistemas de control de paso de vehículos, como los bolardos automáticos, pasando por todos los sistemas de apertura de puertas de parcela y garaje.

Aquí me limitaré a describir el sistema y comentar brevemente las claves constructivas y normativas que afectan a cada sistema. La innovación a la hora de la implantación de nuevos sistemas de cerradura nos facilita el acceso y la apertura, pero de qué manera afecta al funcionamiento y a la construcción y montaje? En el blog de puertas automáticas puedes encontrar varios sistemas y sus ventajas.

puerta enrollable de acceso a garaje – fuente: rollupdoor

Puertas automáticas de acceso a la vivienda

La mayor parte de la gente que tiene una vivienda unifamiliar llega en coche a su parcela. En muchos casos la entrada principal peatonal no se utiliza, como mucho el repartidor de paquetes o el cartero… Por esa razón realmente nos interesa más buscar una buena empresa de puertas automáticas de garaje  e incluso empezar por ahí a describir las puertas de acceso.

El hueco de entrada del garaje suele ser como mínimo una hoja de aluminio, pvc o acero galvanizado que se encuentra estirada en el momento que está cerrada, formando un plano, que se recoge de varias formas. Según la forma en la que se recoge podemos tener estos sistemas:

  • Puertas enrollables: de la misma manera que una persiana tradicional con guías laterales, se enrolla en un bombo superior. Este sistema nos obliga a reservar un espacio sobre la puerta, de unos 40×40 cm (depende de la altura de la persiana) que condiciona el diámetro del bombo. Con este sistema de apertura podemos tener poco espacio en las inmediaciones de la puerta porque no tiene recorrido. En caso de avería puede ser fácil enrollarla hacia arriba o abrirla manualmente (como una persiana tradicional)
  • Puertas batientes: este sistema de puerta sí tiene recorrido en planta, por lo que vamos a necesitar espacio suficiente como para que el barrido de la puerta no choque con el coche. Si abre hacia fuera debemos de tener un espacio previo para esperar mientras se abre, y tener cuidado con los atrapamientos. Los sistemas de brazo necesitan de un poste o columna desde donde se descuelga la puerta, que dependiendo del ancho de la puerta deberán de resisitir un momento flector importante.
  • Puertas seccionales: este sistema es similar a una puerta enrollable en el sentido de que no invade espacio en planta, tiene una apertura muy limpia. Sin embargo ocupa el techo inmediato a la entrada del garaje ya que la puerta desliza por unas guías que pasan de la posición vertical a la posición horizontal. Necesitamos colgar el motor de la parte central del garaje.
  • Puertas correderas: este sistema desliza el panel que hace de puerta a un lateral, sobre una guía. Es el método más simple y más operativo en caso de la apertura manual. Necesitamos un espacio igual al ancho de la puerta a uno de los lados, preferiblemente ciego, por el que deslizará la puerta. En general necesita un motor de menos potencia que en los otros sistemas.
ejemplo de puerta seccional

Puertas automáticas de acceso a la parcela

Cuando la puerta controla el acceso a la parcela habitualmente instalamos puertas correderas, como la de la imagen. En este caso necesitamos una guía horizontal con una longitud que será prácticamente el doble del hueco de paso, para que la hoja pueda deslizar y dejar libre el hueco.

Frente a este sistema tenemos sistemas de apertura abisagrada, con brazo hidráulico. En este caso no necesitamos que haya una guía horizontal, es más, se puede colocar en rampa mientras que la apertura se realice hacia la parte más baja (de esa manera nunca tropezará).

Comparte este artículo