Print Friendly, PDF & Email

Aquellos que de una manera u otra tenemos relación con la construcción hemos jugado con sistemas tipo mecano o similares. La conexión de nudos y barras está dentro de nosotros como un instrumento natural. Cuando llega al mercado como estabilizador de fachada a través de un sistema de celosías tipo Megatruss , Granshor, Megaprop, Sumerslim… nos resulta un sistema familiar, en el que confiamos para el arriostramiento de fachadas.

Generalmente necesitamos este tipo de sistemas para la rehabilitación de edificios históricos en los que las fachadas tienen un valor patrimonial o ambiental. Lo más habitual es el apuntalamiento de la fachada para que no pierda su vertical y quede estabilizada en el momento que se retira la estructura que tiene por detrás.

También es habitual la realización de huecos en fachadas (en las no protegidas, que si no… ) y para eso lo más habitual es la ejecución de un apeo de fachada. Nos aseguramos que la parte superior del hueco va a funcionar como un cargadero de toda la fachada que tenga por encima. Una vea que el sistema entra en carga, ya podemos retirar el material que está por debajo.

Plaza de toros de Villena, Alicante – fuente INCYE

Montaje

El montaje de los estabilizadores de fachada por el exterior es muy básico en esencia. Se trata de una estructura paralela a la estructura que se va a soportar, en la que puntualmente se «cose». La estructura exterior , con una cimentación previamente calculada para soportar empujes horizontales (y por tanto de vuelco) se coloca en el perímetro a una distancia que permita la realización de los trabajos en la fachada.

El montaje de este sistema por el interior se realiza cuando tenemos que apuntalar las cuatro, o más fachadas. Principalmente se confía en la estructura que se va a apuntalar, y se acodala de tal manera que se rigidizan las esquinas. El verdadero problema de estas estructuras, generalmente de ladrillo macizo o mampostería es que pueden perder la rigidez de las esquinas en el momento que se retira la estructura interior.

Mercado de Abastos de Ourense

Colocación de estabilizadores de fachada, cuando no hay fachada

Este sistema también se utiliza entre medianeras. Cuando retiramos un edificio entre medianeras podemos desestabilizar los edificios colindantes. Para esto tenemos que sustituir los elementos de la estructura del edificio que se va a retirar por otra estructura que haga su misma función estructural. Si te das cuenta, por ejemplo, cuando te quitan un diente, los dos dientes que están a cada lado van a desplazarse hacia el hueco. Esto funciona de la misma manera.

Por esta razón es importante contar con las estructuras de estabilización de fachada, aunque se trate de medianeras colindantes.

Edificio en medianeras c/Rosal , Oviedo

Sistemas de estabilización de fachada

El sistema de estabilización de fachada se realiza con piezas «básicas» como las de un mecano. En este caso las piezas se definen como celosías Granshor y vigas aligeradas Superslim y/o vigas Megaprop para grandes cargas. Las celosías Granshor con hasta 2.600kN de capacidad de carga axial por celosía. Las vigas Superslim tienen una capacidad de carga de trabajo de 150kN. Las vigas Megaprop están diseñadas para soportar altas cargas axiales de hasta 1.000 kN por puntal.

Comparte este artículo

1 comentario en «Cómo arriostrar y apuntalar utilizando estabilizadores de fachada»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.