Print Friendly, PDF & Email

Como ya sabéis tengo mi propio estudio de arquitectura. Poco a poco estamos estableciendo dinámicas de trabajo que parten de un sistema colaborativo, en el que el ahorro de dibujos planos se ve enriquecido por software BIM. Los modelos de información terminan por ser representaciones gráficas (dibujos, planos, 3D) con información asociada.

El trabajo con modelos de información permite varias cosas atractivas para un estudio de arquitectura y por tanto repercute directamente en la construcción. El hecho de dibujar un modelo del que posteriormente se pueden tomar las secciones que sean necesarias con solamente elegir por dónde queremos hacerlas, o las mediciones del proyecto.

Pongamos por caso que durante el proceso de valoración del proyecto existe una partida que se cambia. Por ejemplo, un muro de fachada se cambia de altura y de material. Este pequeño hecho afecta a toda la documentación de proyecto (volumen, medición, alzados, secciones, detalles…) que pueden ser fácilmente resueltos, y sin pie a equivocaciones, con un modelo BIM.

De esta manera mejoramos los planos de obra, ya que conseguimos una mejor definición sin faltas. El dibujo «manual» en dibujo plano puede dar pie a equivocaciones, despistes, malas mediciones… provocando discordancias en el propio proyecto y por tanto la opción a que existan malentendidos durante el proceso de construcción.

La aportación del sofware BIM a la obra

La mayor aportación es la coherencia. Todo sale del mismo objeto que está lleno de información. Las casas comerciales están aportando unidades de obra en formatos compatibles con programas como Allplan, para que podamos incorporarlas a nuestros modelos.

De esta manera conseguimos:

  • Correctas descripciones de los materiales
  • Mediciones precisas a la vez que se dibuja el proyecto
  • Soluciones constructivas fácilmente accesibles y modificables en el conjunto de la documentación de proyecto
  • Provoca la necesidad de pensar en el material a la vez que se dibuja, aunque siempre es modificable.
  • Permite la visión 3D en el momento del dibujo, detectando encuentros conflictivos a nivel constructivo y de instalaciones
imagen de Allplan

Metodología BIM y su aplicación en la construcción

Es cierto que de base no son los programas más oportunos para definir un detalle constructivo. En este momento los dibujos 2D son más efectivos para los pormenores. Lo que permite la metodología BIM es acelerar el proceso de aproximación a la estereotomía del cerramiento, cubiertas, etc, permitiendo una aproximación más rápida.

De esta manera podemos llegar a estar definiendo detalles constructivos a los pocos dias de iniciar a dibujar el proyecto. Si que es conveniente iniciar el proyecto, no utilizarlo directamente para pensar. Las herramientas convencionales, incluso el dibujo a mano, permiten pensar el proyecto para su posterior introducción o transformación en el modelo BIM.

La implantación gradual de este sistema y la adaptación a las entregas relacionadas con la administración se están imponiendo. Los niveles de detalle (LOD) básicos, del 1 al 3 forman parte de lo que habitualmente conocemos como proyecto básico, y a partir de ahí empezamos a detallar los encuentros que permitirán definir puntos sensibles, susceptibles de fisurarse por movimientos, puentes térmicos, etc.

Comparte este artículo