Print Friendly, PDF & Email

Una de las formas más económicas de controlar la incidencia del sol y por tanto de sombrear las ventanas y reducir las ganancias térmicas en el interior de la vivienda son las pérgolas de madera. Estas estructuras de barras de madera, bien sean troncos o bien sean listones permiten crear un entramado sobre el que podemos colocar diferentes elementos para dar sombra.

He cogido estas imágenes de la web Toca Madera para ilustrar las diferentes soluciones que existen con esta estructura. Las estructuras de madera permiten un encaje al milímetro con un bajo coste ya que se pueden colocar en obra con apenas la utilización de tornillería que puede quedar oculta. Al contrario que las estructuras metálicas en las que dependemos de soldadura o de antiestéticos encuentros, en los que lo más habitual es encontrar tornillos vistos.

Formas de conseguir sombra en la pérgola

Cuando una pérgola está cubierta por un elemento fijo se puede considerar como superficie ocupada en cuanto a las normas urbanísticas. De esta manera deben de tratarse como elementos desmontables para que no computen ocupación u edificabilidad, en aquellos casos en los que tengas estas superficies muy limitadas.

Las pérgolas pueden funcionar por su propia forma. La disposición de las barras, dependiendo de su orientación pueden permitir el paso de la luz en invierno y bloquearla en verano. Las formas de rematar las barras de madera tienen que ver con la forma de desagüe tradicional y con las tensiones que se originaban en los encuentros, en los que la madera solía fisurar. La forma redondeada y los quiebros que siguen las caprichosas líneas tradicionales se basan en soluciones constructivas que tenían su sentido y que por imitación se suelen mantener en las pérgolas de madera.

vineyard with wooden pergola on sunny day
Photo by Milada Vigerova en Pexels

Cuando necesitamos más sombra podemos interponer un elemento, como un textil, una madera, un vidrio, etc. Las nuevas técnicas de corte de tableros, como el control numérico, permiten la creación de formas originales y de sombras mucho más controladas.

Otras soluciones de acabado natural que pueden acompañar a la madera pueden ser las derivadas de soluciones vegetales, como el cañizo o el bambú. Se pueden utilizar tejidos derivados de fibras naturales o sintéticos, tales como polipropileno, poliéster, nylon, etc.

Encuentros particulares de una pérgola de madera tradicional

La madera tiene encuentros muy singulares, pero estamos tan habituados a verlos, que pasan desapercibidos. Me refiero por ejemplo al encuentro de la madera con el terreno. Lo más habitual es que este encuentro no exista y que se interponga otro material, como acero, piedra u hormigón, entre la madera y el terreno, de tal forma que no se pudran los encuentros de madera con el terreno.

Las soluciones como la de la imagen son más toscas, nada delicadas pero efectivas y desmontables. Este tipo de encuentros funcionan bien con cualquier madera, pero especialmente permiten la utilización de maderas blandas.

detalle de encuentro de pilar de madera

Si deseas colocar la madera en contacto con el terreno tendrás que proteger de forma adecuada la madera con los tratamientos para xilófagos y con capas de protección adecuadas, como pueden ser las cuperizaciones u otros sistemas de protección en autoclave, pinturas, aceites, etc.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *