Print Friendly, PDF & Email

En cualquier despiste tienes que acudir a un cerrajero urgente 24 horas. Las distracciones y los depistes son muy frecuentes y puedes tener la necesidad de llamar para que te abran la puerta de tu propia casa. A estos servicios solemos tenerlos como una emergencia, pero también son profesionales de uso diario en otro tipo de circunstancias, como las averías o roturas en puertas, sin que esto haya sido resultado de un descuido.

A pesar de que disponemos de tecnología avanzada, sobre todo en la automoción, muy por delante de la arquitectura y la construcción de edificios, con sistemas innovadores en las aperturas de coches y puertas acorazadas de edificios específicos, en ocasiones debemos de acudir a los cerrajeros.

door handle key keyhole
Photo: Pixabay

Sobre ellos depositamos una gran confianza, puesto que en cualquier momento podrían abrir todas las puertas que quisiesen, como si fuesen el protagonista de la antología de Luis Alberto de Cuenca «Abre todas las puertas». En este artículo queremos señalar la actividad de Cerrajeros Aguirre Valladolid 24H ® Cerrajería de Confianza.

La llave en la vivienda contemporánea

Las cerraduras convencionales de acción mecánica a través de una llave están cada vez más alejadas de nosotros. Estamos en un período de transición en el que las muescas realizadas en una pieza de aluminio, acero o latón, dejan paso a códigos alfanuméricos, huellas digitales y detección de dispositivos electrónicos.

Como cualquier sistema electrónico tienen la posibilidad de quedarse sin conexión eléctrica o sin batería. Existen cerraduras que llevan dos pilas AA, con eso os digo todo. De tal manera que a pesar de tener dispositivos altamente avanzados digitalmente podemos requerir de la habilidad de un profesional de la cerrajería.

Para elegir un tipo de cerradura he estado navegando y buscando las ofertas que existen y según las opiniones de los usuarios podemos considerar que la gente se fija en los siguientes.

Requisitos para elegir una cerradura electrónica

Cuando un usuario quiere una cerradura para su vivienda lo que primero busca es la seguridad. A la hora de instalar la cerradura debemos de asegurarnos de que dispone de un buen sistema de fijación a la puerta y que es resistente a golpes o movimientos de intrusos.

Además de esta cuestión principal, en muchas ocasiones priman las siguientes cuestiones:

Diseño. La estética de la puerta de la vivienda es fundamental. Obviamente, debe encajar con el estilo de tu carpintería. Existe una gran variedad de cerraduras electrónicas que permiten adaptarse a todos los diseños.

Facilidad de instalación. Existen buenas cerraduras electrónicas que pueden ser instaladas fácilmente por cualquier usuario, si bien es razonable que las coloque un cerrajero puesto que conoce la forma más adecuada de proceder. Es la clave que lleva a la entrada a tus bienes más preciados.

Batería. Como comentábamos anteriormente, estos dispositivos funcionan habitualmente con 2 o 3 pilas AA o con una batería recargable USB. Cualquiera de esos sistemas puede ofrecer una autonomía superior a 3 años, pero hay que recordarse de renovarlas. Para ello, existen sistemas incorporados en la propia cerradura que te avisan en el momento en que la batería se está agotando.

Funciones adicionales. La comodidad que nos da tener aplicaciones móviles y conexiones Bluetooth o WiFi también supone un inconveniente si exclusivamente dependemos de estos sistemas. Si bien nos permiten abrir a distancia o estar vinculadas a sistemas de alarma.

Sistema de apertura. Los sistemas más buscados son por huella dactilar, código de acceso, aplicación móvil, Bluetooth o llave magnética. Elige el que realmente te resulte más cómodo. Por seguridad te recomiendo instalar una cerradura electrónica que ofrezca varios sistemas.

Garantía. En España desde este año el fabricante debe ofrecer 3 años de garantía sobre ellas. Infórmate bien si quieres sobre si tienen un servicio posventa por si tienes cualquier problema.

Precio. Según el apartado «de compras» del diario el confidencial » Una cerradura eléctrica invisible barata puede costar entre 35 € y 70 €. En cambio, un modelo electrónico con varios sistemas de apertura, teclado táctil y posibilidad de configurar decenas de perfiles, puede superar los 300 €. Aunque, como hemos visto en esta comparativa, hay muchas opciones intermedias.»

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.