Saltar al contenido

Cuidado con los dedos! Una expresión habitual en la obra. ¿Cómo protegerlos?

Print Friendly, PDF & Email

En la web de teoriadeconstruccion.net hablamos sobre materiales, normativa, instalaciones, sistemas constructivos y muy ocasionalmente sobre seguridad y salud. Esto no es solamente un capítulo del presupuesto de proyecto, es una realidad en la obra que debemos de interiorizar y cuidar, puesto que es la salud de todas las personas que convivimos en la obra. El bienestar de los trabajadores abarca el vestuario laboral, las medidas de protección frente a caídas, las protecciones pasivas y activas de los distintos vehículos, protecciones de elementos cortantes, y claro, también nuestros propios dedos. ¿Qué podemos hacer para proteger un dedo de un carpintero, o bien, de un encofrador que tiene el martillo como complemento de su cuerpo?

Pues la mejor solución son los guantes de trabajo, una segunda piel que nos envuelve la mano y nos garantiza una protección frente a diferentes accidentes, que pueden suceder incluso cuando respetamos todas las normas de seguridad de la obra, son accidentes que simplemente ocurren, pues porque nadie es perfecto.

Cualquier parte de nuestro cuerpo es vital, pero es cierto que las manos son nuestro medio de contacto con la obra, y es por eso que hoy, a modo de ejemplo, recogemos distintas situaciones en las que debemos de proteger las manos, con la intención de sensibilizar sobre su cuidado.

Protección de manos en albañilería:

El trabajo diario con las manos húmedas y frías es algo común cuando se trabaja con mezcla de cemento, como en la fabricación de morteros y hormigones. El contacto prolongado con estos materiales puede causar irritación en la piel, aunque no sea el contacto directo en la propia fabricación, y sea solamente durante su manipulación.

Los albiñeles que trabajan aparejando ladrillos, bloques o mampostería pueden encontrar bordes afilados que les pueden causar cortes o abrasiones. También existen riesgos cuando se trabaja con herramientas eléctricas como cortadoras de azulejos o sierras, que son necesarias para el ajuste de las piezas mencionadas, pero también en la manipulación y ajuste de elementos porcelánicos, cerámicos y vidriosos, cuya manipulación aumenta el riesgo de cortes o abrasiones.

Cómo proteger los dedos del carpintero

El oficio que tiene un alto porcentaje de trabajadores con cortes en las manos. Los trabajadores y trabajadoras de la carpintería están diariamente con elementos cortantes en las manos, muy cerca de sierras eléctricas, pero también en la propia manipulación de la madera, donde se encuentran habitualmente astillas de madera, que también pueden incrustarse en la piel y causar irritación o infección al igual que las sierras, serruchos o cinceles.

Chis! Cuidado con el dedo electricista!

La manipulación de cableado eléctrico tiene un riesgo de cortes por el contacto con bordes afilados de cajas de conexiones o conductos metálicos, y por supuesto riesgo de descargas eléctricas. Los guantes específicos para los electricistas tienen la capacidad aislante eléctrica y no sueltan pelos o suciedad que puede dañar circuitos, o provocar pequeños cortos.

Protege los dedos del calor y de la chispa soldador!

Mucha electricidad y mucho calor del metal incandescente. La manipulación de materiales metálicos y su soldadura tiene riesgo de cortes y quemaduras por contacto con piezas calientes.Los guantes para las personas que realizan trabajos de soldadura deben de proteger también de la exposición a la radiación UV durante la soldadura, porque existe riesgo de quemaduras solares por la exposición a la luz intensa.


Estas rodeado de pinchos jardinero! Cuidado!

Las labores de jardinería como podar plantas tienen el riesgo de cortes por el contacto con ramas u hojas afiladas, espinas, astillas de madera… Las herramientas que se utilizan como tijeras de podar o cortadoras de césped tienen riesgo de cortes en los dedos y en los antebrazos.

Fuente de las fotografías jubappe.com

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *