Print Friendly, PDF & Email

El contacto entre la grúa y la carga es el punto más sensible del izado. La concentración de carga en un único punto y el hecho de tratarse de un esfuerzo dinámico (donde nos puede afectar el viento, los tirones de la grúa o de la propia carga, las altas temperaturas…) hacen que seamos exigentes con este punto en concreto.

Con la aparición del gancho de grúa automático empiezan a solucionarse muchos problemas. Además de sus funciones electrónicas que ahora comentaremos, se fabrican con cuerpo de acero de alta resistencia con un revestimiento a prueba de impactos y corrosión. En su diseño se tienen en cuenta las condiciones más adversas, desde la construcción tradicional hasta los ambientes marinos y las cargas más exigentes, como las potencialmente explosivas, las fundiciones donde se recibe mucha radiación de calor y en las plataformas petrolíferas.

Características de los ganchos automáticos

Los ganchos de grúa habituales llegan a soportar un peso máximo de 25 toneladas. Si queremos superar esa carga debemos de recurrir a los ganchos de elevación que pueden llegar a las 100 toneladas.

gancho para grúa evo25
gancho de elevación NEO100

Las novedades que incorporan los ganchos automáticos frente a los ganchos convencionales son:

  • swivel lock que permite bloquear la pieza giratoria superior en cualquier posición deseada.
  • una célula de carga y un motor eléctrico con embrague que evita las sobrecargas.
  • limitador de par de seguridad, para ajustar el límite de peso de desenganche, eliminando problemas con las cargas próximas al límite de carga.

Como se trata de ganchos automáticos, no es necesario que ningún trabajador se aproxime a la carga para su posterior soltado. El propio gancho podrá soltarse de las eslingas. En el ejemplo en video que se muestra a continuación se puede ver cómo funcionan 4 ganchos con una carga pesada (un prefabricado de hormigón)

Aplicación de los ganchos de grúa automáticos en la construcción

La grúa torre es la estructura clave en cualquier obra que se pueda desarrollar en cierta altura. Su radio abarca cualquier parte de la obra y resulta muy eficaz para cualquier labor de construcción. Su labor consiste en elevar y desplazar grandes cargas a través de un cable, del que se suspende cualquier carga, como pueden ser prefabricados de hormigón, estructuras metálicas, palés, silos… El gancho es el extremo de todo este sistema de contrapesos que es capaz de trabajar y desplazar estas cargas.

Los ganchos automáticos permiten el aumento de la producción en el momento en el que no se necesita una aproximación posterior a la carga una vez que llega a su posición final. Basta con estar dentro de una zona con buena visibilidad para que se pueda manejar con un control remoto. Esto también provoca un aumento de la seguridad.

Los principales fabricantes de grúas como pueden ser Liebherr, Jaso, Wolffkran o Potain son compatibles o cuentan con este sistema de enganche.

Accesorios para ganchos de grúa

Los bumpers son unos protectores de ganchos frente a impactos. A día de hoy pueden incluir una luz de estado (un indicador sobre si está abierto o cerrado) para que pueda visualizarse en condiciones con menos visibilidad. Sus paredes, generalmente de poliuretano flexible (PUR) sirven para absorber múltiples impactos. Como advertencia, no son aconsejables para ganchos automáticos con contrapeso.

bumpers de protección
Comparte este artículo