Print Friendly, PDF & Email

Estamos terminando el año y tenemos una lista entera de propósitos de año nuevo. Uno de ellos, muy en lo alto de la lista es conseguir aislar la fachada y la cubierta de nuestro edificio. A la hora de localizar buenos colocadores de aislamientos térmicos en Gijón, en Vigo, en Sevilla o en cualquier parte de nuestra geografía, tenemos que conocer cuales son los requisitos para que nuestra fachada o nuestra cubierta sea eficiente en cuanto a rendimiento térmico.

Para ello este artículo desarrollará aquellas necesidades locales y los casos de estudio más habituales, con ejemplos prácticos reales. Una vez más en teoriadeconstruccion.net acercamos la obra con fotos in situ, contando nuestra experiencia en caliente, relatando lo que pasa en la obra hasta vuestras pantallas.

Si nos proponemos colocar unos nuevos aislamientos térmicos en Vigo, tendremos unos requisitos muy diferentes a los que vayamos a necesitar en la costa del Sol, ¿porqué? las condiciones ambientales de cada lugar nos van a definir el tipo de material y la colocación idónea.

Las nuevas exigencias recogidas en el DB-HE 2019, incluido en el Real Decreto 732/2019, de 20 de diciembre, por el que se modifica el Código Técnico de la Edificación aprobado por Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo no afectan exclusivamente al cerramiento, en el que se incluye este aislamiento, sino que afecta a las instalaciones. De esta manera, cuanto más eficiente sea el cerramiento, menor requerimiento de energía haremos a las instalaciones.

Vamos a hablar de una serie de casos prácticos, y la manera en la que esto influye en la elección de una empresa, o mejor dicho, en la elección de determinados profesionales que puedan a llevar a cabo la obra, nueva o reforma.

Casos prácticos de aislamiento térmico

fachada aislada con sistema SATE – flu-or Arquitectura

En el caso del sistema de aislamiento térmico por el exterior, tenemos la ventaja de la envolvente más protegida térmicamente. Todas las capas de los materiales que componen la fachada estarán perfectamente protegidos por una capa contínua de aislamiento térmico. Esto nos da muchas ventajas constructivas, pero al mismo tiempo nos limita los acabados. Si es cierto que existen formas de aplicación de otros materiales sobre los aislamientos térmicos por el exterior, pero no dejan de ser aplacados, que tendrán sus juntas, y por eso creo conveniente no desvirtuar la solución constructiva. Si lo que deseamos por ejemplo, es una fachada de piedra, tendremos que aislar en una capa intermedia, interrumpiendo el aislamiento o reduciéndolo en aquellos puntos donde aparecen huecos, pilares, cantos de forjado etc, o nos vamos a soluciones fuera de lo habitual.

A continuación otro caso.

aislamiento térmico intermedio, solución de hoja exterior colgada flu-or Arquitectura

En el caso de la imagen superior, en el que no se desea tener discontinuidades debidas a la estructura, se opta por una solución en la que la estructura queda totalmente oculta en la hoja interior, puesto que es una estructura metálica, y alrededor de la cual el aislamiento se sitúa en la cámara de aire. Este sistema de aislamiento es el más fácil de colocar, puesto que con pegar las placas con unas pelladas de cola, o bien fijándolas mecánicamente al soporte es suficiente. Las discontinuidades se cubren con espuma de poliuretano.

El SATE tiene una mano de obra más especializada, puesto que se trata del acabado exterior. En este caso la empresa colocadora debe de ser fiable, en el sentido personal y profesional, puesto que pueden aparecer discontinuidades, fisuras, y al fin y al cabo problemas que pueden llevar nuestra fachada a la ruina si empieza a entrar agua.

Dimensionamiento del aislamiento térmico y certificación energética

El Código Técnico de la Edificación no es del todo transparente al público en general. Basta con ver los edificios que sacan pecho de sus certificaciones energéticas «A», cuando a nivel de cerramientos están por debajo de las exigencias. Cuidado con las trampas, tu edificio puede seguir perdiendo energía a borbotones por la fachada. Las instalaciones térmicas alteran gravemente las certificaciones y en casos, da igual la existencia o no de aislamiento, la certificación será buena.

Para que no te engañen asegúrate que las propiedades del cerramiento completo, ladrillo, piedra, bloque, etc y AISLAMIENTO TÉRMICO y acabado. La transmitancia térmica viene definida en el CTE para cada cerramiento, fachada, cubierta, carpinterías, etc y deben de garantizarte su cumplimiento.

La mejor manera es contratar a una empresa profesional que pueda garantizártelo con informes técnicos, con la memoria de proyecto y con pruebas reales. Además de eso puedes ponerte en contacto con arquitectos e ingenieros de la edificación que te podrán echar una mano, es su trabajo.

Comparte este artículo