Print Friendly, PDF & Email

Parece que ya nos habíamos habituado a trabajar entre mamparas de oficina y ver esas oficinas llenas de funcionarios trabajando en sus propios espacios, cuando de repente salta esta nueva situación en la que debemos de trabajar manteniendo la distancia con unas restricciones cada vez más serias y viendo la necesidad imperiosa de aislarnos cada vez más, no solamente a nivel de espacio de trabajo, sino que hasta el propio aire que respiramos debe de controlarse.

El tratamiento de las superficies es muy importante a tener en cuenta para una nueva instalación de mamparas para oficina ya que deben de ser lo más asépticas posible, fáciles de limpiar y al mismo tiempo elegantes, o por lo menos lo suficientemente variadas como para poder elegirlas en función al ambiente que queremos para el interior. A la hora de afrontar una reforma en la que principalmente debemos de cambiar las mamparas, para sectorizar los diferentes puestos de trabajo… ¿en qué debemos de fijarnos para elegir?

fuente flickr loughboroughuniversitylibrary – licencia Creative Commons

Re – organización de una oficina según la nueva situación sanitaria

Una oficina es mucho más que un puesto de trabajo. Es un lugar al que el trabajador debe de reconocer como propio, en el que debe sentirse confortable y en el que podrá rendir mucho mejor si se organiza convenientemente, teniendo en cuenta su calidad de vida, su seguridad en el trabajo y una estética general amable.

En los casos en los que queremos abrir el espacio y sectorizar al mismo tiempo podemos acudir a mamparas de vidrio y a otros recursos que nos permiten el paso de luz y la sectorización tradicional.

Además de esto podemos plantear una organización de los puestos de trabajo de manera que se cumplan con las distancias de seguridad y al mismo tiempo no tengamos porqué disponer de barreras físicas. Estas barreras no siempre son inevitables y en los lugares de reunión, donde además de limitar el espacio de encuentro tenemos que proteger la acústica y la intimidad de la reunión. En este caso las mamparas de vidrio se pueden complementar con elementos de sombra, como cortinas, estores, vidrios electrocrómicos, etc.

Un documento publicado el año pasado, con referencia al COVID 19 recoge una selección no exhaustiva de recomendaciones y medidas de contención adecuadas para garantizar la protección de la salud de los trabajadores frente a la exposición al coronavirus SARS-CoV-2 durante la actividad laboral en oficinas y despachos. Con carácter más general deben considerarse también las recomendaciones para la vuelta al trabajo recogidas en el documento “Buenas prácticas en los centros de trabajo. Medidas para la prevención del contagios del COVID-19”, así como los
criterios generales que se establecen en el Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-COV-2.

Otras medidas más allá de la arquitectura y la construcción

Como es bien sabido debemos de mantener una serie de normas de higiene y gestión de residuos que permitan mantener las distancias y controlar los grupos de trabajo. De nada sirve tener los cubículos perfectamente separados entre si si al inicio de la jornada todo el mundo ficha por huella dactilar, o tienen que manipular las mismas manillas. El hecho de pensar en nuevas formas de entrar, fichar y movernos por el interior del edificio pensando en la posibilidad de contagio, que por otra parte previene de otras enfermedades víricas además del coronavirus.

Comparte este artículo