Print Friendly, PDF & Email

Estudio geotécnico 2: Prospección
Supone la exploración de un terreno para reconocer sus características.

En los edificios C0 y terrenos T1, las pruebas de prospección deben complementarse siempre con calicatas.
En los otros casos las pruebas de prospección siempre se complementarán con sondeos mecánicos. No se
pueden utilizar exclusivamente métodos geofísicos debiendo siempre contrastarse sus resultados con
sondeos mecánicos. Podrá llevarse a cabo mediante:

– Calicatas
1.- Son excavaciones de distintas formas que permiten la observación directa del terreno, así
como la toma de muestras y, eventualmente, la realización de ensayos in situ.
Este tipo de reconocimiento podrá emplearse con:
a) Profundidad moderada (menos de 4m)
b) Ausencia del nivel freático o presencia moderada de agua
c) Terrenos cohesivos
d) Terrenos granulares
2.- El reconocimiento del terreno mediante calicatas es adecuado cuando se puede alcanzar
en todos los puntos el estrato resistente
3.- Se excluirá este método cuando pueda deteriorarse el terreno de apoyo de las futuras
cimentaciones o se creen problemas de inestabilidad para estructuras próximas
4.- En calicatas de una profundidad mayor a 1’5m ninguna persona podrá acceder sino se
encuentran debidamente entibadas

-Sondeos mecánicos
1.- Son perforaciones de diámetro y profundidad variable, que permiten reconocer el terreno,
así como extraer muestras del mismo. Se utiliza cuando:
a) Se ha de llegar a profundidades superiores a las alcanzables con calicatas
b) Reconocer terrenos bajo el nivel freático
c) Perforar capas rocosas o de alta resistencia
d) Extraer muestras profundas inalteradas
e) Realizar pruebas de deformabilidad o resistencia
f) Tomar pruebas de acuíferos profundos o ensayos de permeabilidad in situ
h) Detectar y controlar las variaciones de nivel freático

2.- Los métodos más habituales para la ejecución de sondeos mecánicos son:
a) Rotación: podrán utilizarse en cualquier tipo de terreno siendo necesario
utilizarlos cuando el terreno a reconocer sea un macizo rocoso o existan alternancia
de capas duras con otras menos duras
b) Percusión: están especialmente indicados para reconocer suelos granulares
gruesos
c) Barreras helicoidales: podrán utilizarse cuando:
· No sea necesario obtener testigo continuo de material
· El terreno sea relativamente blando y cohesivo
– 25 –
· No existan capas comentadas o de gravas o arenosas fluyentes bajo el nivel
freático
· No sea necesario atravesar o penetrar rocas

– Pruebas continuas de penetración
Proporcionan, mediante penetrónomos, una medida indirecta de la resistencia del terreno.
Hay penetrónomos estáticos que miden la resistencia del terreno por su oposición a la
penetración de una punta y un vástago mediante presión. Hay penetrónomos dinámicos que
miden la resistencia de un terreno por su oposición a la penetración de una puntaza mediante
golpeo con una energía normalizada.
Estos ensayos finalizan al obtener el rechazo, es decir, cuando al haber golpeado 100 veces
la puntaza, ésta no llega a hincarse 20cm en el terreno.
El CTE-DB-SE-C en la tabla D.7. Indica las condiciones de utilización de cada tipo de
penetrómetro.

– Métodos geofísicos
Son los que ayudan, cuando se trata de explorar grande superficies, a situar los puntos de
reconocimiento y su profundidad

Comparte este artículo