Print Friendly, PDF & Email

Un acabado natural que permite una experiencia más agradable y fresca, ayudándonos de los pies descalzos y del tacto de la arena. Fabricantes como Pavistamp fabrican todos los materiales que se utilizan para revestir una piscina y logran generar un clima natural sorprendente. Se ha conseguido desarrollar una estética y actualizar el sistema en una piscina existente para revestirlo con un nuevo sistema, con un material hecho a base de arena compacta combinado con resina de poliuretano.

Se combinan las propiedades de estos dos materiales, el cuarzo natural ofrece resultados estéticos interesantes en función de la tonalidad, puede percibirse variaciones en el color del agua y resultados físicos apropiados para este ambiente, como sus propiedades antideslizantes y el hecho de ser un material apto tanto para el interior como para el exterior de la piscina, conlleva una sensación de tranquilidad al momento de utilizarlo.

El hecho de caminar y pisar sobre este tipo de suelo permite experimentar un máximo confort al caminar, por contener materiales abrasivos.

Aplicación del revestimiento de las piscinas de arena

La aplicación de este revestimiento es óptimo para este tipo de ambientes en el entorno de las piscinas debido a su flexibilidad y el hecho de ser deformable fácilmente cuando se lo comienza a aplicar. Esta aplicación tiene como resultado un material óptimo para ser manipulado y que queda perfectamente inegrado sin juntas y adaptado a las formas curvas, tanto en el interior como en el exterior de los vasos de piscina. El resultado es una piscina con una amplia resistencia al desgaste, que asegura un producto de una elevada calidad y con una duración sostenible en el tiempo.

¿Cómo deben de ser las masillas especial para piscinas?

Las masillas se utilizan para recrecidos base arena proyectada en ámbitos como piscinas y áreas recreativas. Es una forma de aplicación indicada para la restauración y decoración de todo tipo de suelos y fachadas a mínimo espesor. Los soportes admitidos de forma general son el hormigón y morteros de cemento, los tabiques de ladrillo, piedra…

Se establecen unas condiciones para los soportes, que deben de estar sanos, estables y resistentes, exentos de polvo, yeso o pintura, para que puedan permitir una buena adherencia.

En el caso de los paramentos sin absorción, muy lisos o poco absorbentes, se debe de fresar o abrir poros y aplicar posteriormente 1 o 2 pasadas de puente de unión, como puede ser el Unicem 2C – Pavimper 2C y de esta manera se asegura una buena adherencia.

Los paramentos de naturaleza pulverulenta deben ser consolidados con un material tipo Silicato o F-600. Las zonas sujetas a tensiones, como pueden ser las juntas de dilatación, encuentros de diferentes materiales…), deben ser reforzadas con malla de fibra de vidrio o metálica.

Como condición se establece que , cuando sea necesario, se aplicará una segunda capa antes de que la primera haya fraguado.

¿Se pueden aplicar siempre estos revestimientos?

Se debe de evitar la aplicación del revestimiento con temperaturas bajas, fuerte humedad, y con condiciones de lluvia, incluso en las horas posteriores a la aplicación de la pasta, ya que se aumenta el riesgo de aparición de eflorescencias por carbonatación. Tampoco se debe de aplicar con insolación directa, fuerte viento, riesgo de lluvia…

Comparte este artículo