Print Friendly, PDF & Email

1.- Siempre es aconsejable realizar el drenaje del terreno de cimentación
2.- El drenaje se podrá realizar con drenes colocados en el fondo de zanjas y con suficiente pendiente (por
lo menos 5cm por metro)
3.- Las zanjas se rellenarán de cantos o grava gruesa y tendrán una pendiente longitudinal de al menos 3 ó
4cm por metro. Con anterioridad a la colocación de la grava de dispondrá un geotextil en la zanja que
cumple las condiciones de filtro necesarias para evitar la migración de materiales finos al tubo de drenaje.

Comparte este artículo