Print Friendly, PDF & Email

muro-de-hormigón

Protección: contra la lluvia: Protección durante su ejecución. Cuando llueve hay que detener la ejecución, tapar lo que se hizo y evitar la erosión del mortero
Contra heladas: (o se prevé que hiele) Se tapa lo ejecutado, se trata de calentar. Se revisa lo hecho 48 horas antes, demoliendo las partes dañadas. Los morteros son sensibles ya que tienen agua y poco espesor.
Contra el calor: (evaporación del agua de amasado) Nos reduce el agua de amasado, evitando que fragüe todo el mortero. Hay que mojar con cautela (no en exceso) Evitar retracciones que producen fisuras y grietas.

Exceso de agua de amasado. Es necesario una vez levantado que se mantenga una ventilación constante, durante unos tres meses, y no habitar prematuramente.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.