Este tipo de contrucción adquiere su mayor desarrollo en la edad media, aunque su empleo se entenderá en el tiempo hasta bien avanzado el siglo XIX por lo que se refiere a su empleo en los edificios propiamente residenciales. En los núcleos rurales el entramado adquiere morfologías y localizaciones diversas, admitiéndose una continuación de este […]