Saltar al contenido

Las nuevas herramientas de demolición de estructuras de hormigón

Print Friendly, PDF & Email

Las estructuras de hormigón tienen su vida útil. Llega el momento de iniciar un proceso de demolición de las estructuras de hormigón que se han deteriorado con el paso de los años. En muchos casos también acudimos a maquinaria industrial de demolición técnica para otras operaciones de demolición de estructuras o soleras, losas u otros elementos de hormigón, que nos permiten hacer nuevos trabajos sobre ellas.

La imagen destacada representa una máquina que no existe, por el momento, y creo que nunca existirá. Lo más cerca que estamos de este tipo de máquinas multifunción son los pequeños robots de gran potencia, que se pueden colocar en cualquier situación.

Hablaremos de robots, de quebrantadores, cizallas, fresadoras, sierras de cadena para corte de hormigón. Vamos a conocerlas.

Robots de demolición de estructuras de hormigón

Este tipo de máquinas funcionan generalmente a distancia, teledirigidas. Cuentan con un brazo articulado en tres secciones, como una excavadora, y cuenta con un extremo en el que se pueden intercambiar distintas herramientas. Se le añaden de forma habitual martillos picadores, cizallas, , fresadoras, perforadoras, discos de corte, quebrantadores hidráulicos,… Se convierte en una de las herramientas más versátiles y quizás sea la favorita para las obras de tamaño pequeño y medio. Incluso en las obras grandes, su poco peso permite realizar demoliciones sobre forjados convencionales.

La posibilidad de controlar de forma remota evita al trabajador que está manejando la máquina no sufra riesgos innecesarios. Controlar la máquina a distancia también le permite tener una mejor comprensión de la obra. Debido a su pequeño tamaño y a su forma compacta son muy fáciles de manejar y transportar.

Sierras de cadena para corte de hormigón

sierra de cadena para corte de hormigón

Para aquellos que no hayan visto esta máquina les sorprenderá que una motosierra sea capaz de cortar hasta 60 cm de hormigón. Este tipo de máquina se utiliza para cortar en materiales de todo tipo: hormigón, ladrillo, piedra natural o sintética,… y la hace una herramienta ideal para trabajos de construcción, albañilería, mampostería, en los que en muchos casos, y no solo en demoliciones, sino que sirve para corregir piedras a la hora de colocar mampuestos, para insertar nuevos cargaderos…

El truco está en sus sierras, que gracias a su composición, generalmente con terminaciones diamantadas realizan un corte preciso, limpio y profundo. A pesar de ser herramientas manuales de gran potencia, cuentan con elementos de seguridad que las hacen manejables.

Puesto que atraviesan hasta 60 cm. de profundidad y no realizan sobrecortes en las esquinas permiten abrir huecos sobre muros de hormigón. Alguna vez te has olvidado de encofrar un hueco en un muro en el muro de hormigón, y luego estaba hormigonado?. Bajo la misma idea de una motosierra convencional, pero con una tecnología más avanzada, este tipo de herramienta te permitirá corregir el error.

Equipos de hidrodemolición aplicados a estructuras de hormigón

Este tipo de sistemas de hidrodemolición robotizados están pensados para reparar hormigón, eliminando las capas superficiales, en peor estado, en las que han sufrido algún tipo de carbonatación, oxidación, roturas, desconches…

La hidrodemolición es una tecnología que consiste en el uso de agua a alta presión para retirar hormigón en mal estado; el agua penetra por los poros del hormigón y genera una presión interna que provoca su rotura. Si el hormigón no está en buen estado, este tipo de lavado no afecta a las capas más sanas.

Puesto que se trata de un trabajo con base de agua, apenas genera polvo, y suele ser poco ruidoso. Puedes ver funcionando este tipo de máquinas en las reparaciones que se hacen de estructuras de hormigón de puentes, presas, túneles, aparcamientos… generalmente cuando hay más de 2 capas de hormigón. El lavado se suele producir alrededor del armado superior, manteniendo las capas de armado inferiores intactas.

Los mejores sistemas consisten en un chasis en el que está integrada tanto la parte hidráulica como el sistema electrónico de control, y que está montado sobre un sistema de orugas o ruedas para su transporte, como en el robot, que comentamos líneas arriba.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *