Print Friendly, PDF & Email

Existe un término alemán llamado Gesamtkunstwerk que fue utilizado por primera vez por el escritor y filósofo alemán K. F. E. Trahndorff en un ensayo en 1827, y que posteriormente fue atribuido al compositor de ópera Richard Wagner a mediados del siglo XIX, quien lo acuñó para referirse a un tipo de obra de arte que integraba las seis artes: la música, la danza, la poesía, la pintura, la escultura y la arquitectura, lo que podría ser un concepto traducido al español como la «obra de arte total.

Este término llega a la arquitectura moderna y a nuestros días, más que como un concepto claro a incluir en el proyecto, como algo intrínseco, que la arquitectura trae incorporada. Es por eso que a día de hoy desde un pequeño estudio del Soho neoyorkino hasta una edificación residencial en Mallorca tienen en su esencia algo más sensible que la propia construcción.

Villa Sulitzer – Mallorca

El buen diseño tiene en cuenta la construcción y es esta la que realmente cobra sentido como arquitectura. Desde la época de Miguel Ángel se puede entender que no existía una división estricta entre las tareas de arquitectura, diseño de interiores, escultura y pintura. Posteriormente el Art Nouveau representó una tendencia esencialmente decorativa que se prestaba a la idea del Gesamtkunstwerk en arquitectura.

El diseño arquitectónico pensado desde la construcción

El enfoque más pomposo y quizás tradicional venga derivando desde el Renacimiento, pasando por el Barroco, hasta llegar al Modernismo. Las obras de Gaudí son un claro ejemplo de la arquitectura concebida como diseño en el que el material y la estructura son moldeados y pensados como un conjunto.

Un claro enfoque desde el punto de vista moderno del concepto de arquitectura Gesamtkunstwerk surgió con la escuela Bauhaus en Alemania, establecida por primera vez en la ciudad de Weimar en 1919 dirigida por el arquitecto Walter Gropius. La escuela, planteada como escuela de artes y oficios, se especializó en diseño, arte y artesanía . La arquitectura se introdujo como un curso separado a partir de 1927 después de que se la escuela se hubiera transferido a Dessau. Su propio director afirmó que los artistas y los arquitectos también deberían ser artesanos, que deberían tener experiencia en el trabajo con diferentes materiales y medios artísticos, incluidos el diseño industrial, el diseño de ropa y el teatro y la música.

Por esta razón, confío directamente en aquellos arquitectos y arquitectas que llevan a cabo la obra desde el conocimiento más directo de la profesión, de la puesta en obra. Se muestra claramente en esta obra que te muestro a continuación, y que tuve la oportunidad de visitar.

vistas desde la vivienda E1027 – fotografía Nuria Prieto

En un artículo publicado recientemente en tectonica.archi , se ha publicado un extenso artículo sobre la vivienda E1027, obra de la arquitecta Eileen Gray situada en la costa azul francesa cuya construcción se inició en 1929. En esta vivienda de casi un centenar de años se puede apreciar como el diseño industrial y la arquitectura se armonizan en una obra pensada hasta el detalle por la arquitecta.

La obra de arte total se manifiesta desde el diseño de la propia vivienda como construcción hasta la inclusión de mobiliario pensado directamente para el espacio y entendido como un complemento necesario para el desarrollo de la vida, pasando por la elección de los materiales constructivos y los colores.

interior de la casa antes de la última rehabilitación de 2020,fotografía de Thalia Potampou via flickr

Referencias utilizadas

-hisour.com – Término «obra de arte total»
-tectonica.archi – Fotografías de la vivienda E1027

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.