Print Friendly, PDF & Email

En muchas ocasiones pensamos que la porosidad superficial del hormigón es un problema asegurado de humedad. En este artículo resolvemos la duda sobre el hormigón impermeable. En cualquier caso contamos con partidas bien ejecutadas, que hayan sido elaboradas por constructores experimentados.

Explicamos también cuales son los métodos que podemos utilizar si el hormigón que ha sido aplicado no ha alcanzado el grado de impermeabilidad deseado. Más abajo encontrarás nuestras opiniones sobre los distintos productos y técnicas aplicables para garantizar la impermabilidad del hormigón , como por ejemplo la impermeabilización por cristalización.

Hablemos primero de las novedades en la impermeabilización del hormigón

La tecnología de cristalización asegura la durabilidad y resistencia del hormigón ante cualquier agente externo o, simplemente, el paso del tiempo, siendo esto permitido a través del impedimento de penetración de agua. ¿Esto quiere decir que es totalmente impermeable y que tiene un acabado plasticoso? No! en este caso se trata de una tecnología C-S-H. Esta tecnología garantiza la impermeabilización por cristalización, la cual nos ayuda a construir con un hormigón que tiene estas mejoras:

  • Impermeabilización a través de un proceso de hidratación mejorado. La impermeabilización por cristalización favorece que el silicato de calcio hidratado selle la red capilar del hormigón y, así, se impida la entrada del agua. Es decir, utilizando la presencia de agua, se tapona la red capilar. Esto permite tener un acabado exterior de hormigón aparentemente poroso, pero con los poros cerrados, y cada vez más que entre agua.
  • Mejora de la protección. Puesto que se evita la entrada de agua se eliminan los riesgos de otras reacciones vinculadas con ella, como pueden ser las reacciones con sulfatos, cloruros y carbonatación.
  • Resistencia al desgaste. Es habitual que los ciclos de hielo y deshielo afecten al hormigón, produciendo un desgaste y con el tiempo reduciendo el espesor del recubrimiento del hormigón armado. La impermeabilización por cristalización beneficia a que los ciclos de hielo / deshielo se lleven a cabo sin afectar a la superficie del hormigón.
  • Respuesta a altas presiones. Es ideal para piscinas y otros elementos donde hay una gran presión hidrostática.
  • Autocurado. La posibilidad de cristalización permite la regeneración de crisales, pudiendo subsanar y sellar poros o fisuras de hasta medio milímetro de espesor.

Otras formas de impermeabilizar el hormigón

Existen varios tipos de fórmulas. Desde la más básica que es el aumento del espesor del elemento de hormigón, que en ocasiones no se puede alcanzar por temas de diseño, o de espacio. Por eso han ido apareciendo distintas soluciones químicas que se aplican sobre el hormigón ya endurecido o sobre la propia composición del hormigón fresco.

  • Aditivos impermeabilizantes del hormigón (generalmente lignosulfatos modificados)
  • Morteros impermeabilizantes: generalmente requieren de la aplicación de una malla de refuerzo
  • Pinturas impermeables, aplicadas previa aplicación de un producto «puente».

¿Cuando sabemos que alcanzamos la impermeabilidad a base de aumentar el espesor del muro de hormigón?

Como referencia tenemos 4 niveles de aceptación del paso de agua:

  • Nivel 1: Se toleran algunos refuerzos para las filtraciones y la humedad (grosor mínimo del muro: 150 mm.)
  • Nivel 2: No se tolera la penetración del agua, pero sí la del vapor de agua (grosor mínimo del muro: 200 mm.)
  • Nivel 3: Ambiente seco y ventilado (grosor mínimo del muro: 250 mm.)
  • Nivel 4: Ambiente completamente seco y ventilado (grosor mínimo del muro: 300 mm.)

Como recomendación pedimos que planifiquéis los vertidos del hormigón y que los encofrados sean lo suficientemente fiables como para dejar un recubrimiento suficiente para que no aparezcan coqueras y que además permita la vibración de todo el vertido.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.