¿Qué hacer con los compuestos orgánicos volátiles?

Dadas las preocupaciones de salud de los consumidores y las nuevas regulaciones gubernamentales, durante los últimos años han surgido en el mercado nuevas pinturas alternativas y representan una buena alternativa sobre las pinturas con concentración de VOCs. Green Seal® , un organismo independiente sin fines de lucro que fija las normas de responsabilidad del medio ambiente o productos “green”, ha establecido las normas voluntarias para el contenido de VOCs en los productos de pintura alternativa. El Sello de Certificación Green para Norma GS-11 se basa en el contenido de VOCs, en la ausencia de químicos, así como en la durabilidad y rendimiento.

Los diferentes tipos de pinturas alternativas saludables incluyen:

  • Low Odor or Low VOC Paint
  • Zero VOC Paint
  • Non-Toxic or Natural Paint

Definición:

Los compuestos orgánicos son sustancias químicas que contienen carbonoy se encuentran en todos los elementos vivos. Están contenidos en pinturas y barnices con base disolvente, disolventes, pegamentos, dispersantes, agentes desengrasantes y limpiantes y en los propios materiales de construcción (maderas y plásticos)

Se dividen en naturales (isopreno, pineno y limoneno) y artificiales (benceno, tolueno, nitrobenceno…)

Efectos

Como destructores del ozono, los Compuestos Orgánicos Volátiles pueden influir en la degradación de la capa de ozono como son el 1,1,1-tricloroetano y el tetracloruro de carbono. El protocolo de Kyoto y de Montreal contemplan actuaciones para disminuir las emisiones de estos compuestos a la atmósfera de manera que se evite su efecto sobre el ozono estratosférico.

Los efectos de los COV’s se producen tanto a largo como a corto plazo. La principal vía de entrada es la inhalatoria pues como se ha mencionado más arriba producen con facilidad vapores que son fácilmente inhalados. La otra vía de entrada es por contacto, de manera que la piel de las personas puede quedar impregnada de estas sustancias.

Estos compuestos son liposolubles almacenándose en distintos puntos del cuerpo humano, gracias a su afinidad con las grasas. Esto provoca que se vayan bioacumulando, aunque sus metabolitos (productos de degradación) sí se pueden eliminar fácilmente porque son hidrosolubles.

Entre los efectos que pueden tener son:

  • Efectos psiquiátricos: irritabilidad, dificultades de concentración…
  • Problemas en el aparato respiratorio
  • Algunos de los compuestos orgánicos que generan COV’s además son carcinogénicos (como el benceno)

En dosis elevadas, los componentes de combustibles pueden provocar somnolencia, mareos y cefaleas. La exposición durante un largo periodo e
tiempo a niveles elevados de tolueno o xileno puede provocar daños en el hígado y los riñones. El benceno es el componente de combustible más tóxico y puede afectar gravemente a los glóbulos rojos. Los trabajadores industriales expuestos a niveles elevados de benceno en el aire corrían un mayor riesgo de padecer anemia y de tener una cantidad inferior de leucocitos que otros trabajadores que no estaban expuestos.

Otro aspecto a tener en cuenta es el riesgo de explosión y de inflamabilidad.

Puesto que muchas de estas sustancias químicas aún no se han testeado adecuadamente en niveles de exposición bajos, no se dispone de
información suficiente acerca de los efectos perjudiciales de los COV en el agua potable y en el aire. Normalmente, la exposición a los COV en
el agua potable contaminada ha sido muy inferior a las cantidades a las que se han expuesto los trabajadores y los animales de laboratorio.

¿Cómo tratar con estos materiales?

Disponer de autorización previa en caso de estar afectada por la LPCIC (Ley 16/2002 de prevención y control integrados de la contaminación) y utilizar más de 200 t/a de disolventes.

En las instalaciones susceptibles de emitir compuestos clasificados como carcinógenos, mutágenos o tóxicos para la reproducción (cuando utilicen sustancias clasificadas con frases de riesgo R40, R45, R46, R49, R60 o R61 o clasificadas con indicaciones de peligro H351, H350, H340, H350i, H360F o H360D), se deberán cumplir unos valores límite de emisión más estrictos (2 mg/Nm3, en el caso de emisiones de COV que tengan asignados las frases R45, R46, R49, R60 o R61 – H350, H340, H350i, H360F o H360D , o 20 mg/Nm3, en el caso de emisiones de COV halogenados que tengan asignada la frase R40 o H351).

Bibliografía

SANHUEZA, Eugenio, HOLZINGER, Rupert, DONOSO, Loreto et al . COMPUESTOS ORGÁNICOS VOLÁTILES EN LA ATMÓSFERA DE LA GRAN SABANA.: I: CONCENTRACIONES Y QUÍMICA ATMOSFÉRICA. INCI . [online]. dic. 2001, vol.26

Normativa al respecto

  • Real Decreto 117/2003, de 31 de enero, sobre limitación de emisiones de compuestos orgánicos volátiles debidas al uso de disolventes en determinadas actividades. (BOE de 7 de febrero de 2003.)
  • Ley 16/2002, de 1 de julio de prevención y control integrados de la contaminación (LPCIC). (BOE de 2 de julio de 2002.)
Authors
ANUNCIO
Arriba