Puntos a tener en cuenta a la hora de pintar tu casa

Comparte este artículo
Print Friendly, PDF & Email

Hoy vamos a ponernos manos a la obra y a pintar el salón. ¿Qué te parece? Podemos recurrir a pintores profesionales, lo cual recomiendo encarecidamente, o podemos seguir una serie de consejos e instrucciones para acercarnos a lo que puede hacer un profesional.

Antes de coger la brocha y el rodillo pasaremos por distintos pasos previos, de manera que podamos elegir el color, el tipo de pintura, la distribución o combinación de colores teniendo en cuenta la decoración.

Después si, hora de ponerse manos a la obra, pero el último paso es pintar. Antes de eso todavía hay trabajo de preparación de la superficie y encintado general, protegiendo todo lo que no se va a pintar.

Nos parece que es una tarea sencilla, pero es todo un ritual en el que el último acto es lo que nos parece que realmente es pintar, y generalmente dejamos fuera pasos previos, en los que debemos de ser igualmente cuidadosos.

A continuación explicaré todos esos pasos previos, con anotaciones prácticas y avisos de lo que puede pasar si no los hacemos correctamente, como problemas de iluminación o patologías constructivas. Vamos allá.

Pasos previos para pintar correctamente

Elección del color

A la hora de elegir el color principal y de los detalles debemos de considerar el tipo de ambiente que queremos, y cómo vamos a disfrutar de ese espacio. Te recomiendo ver información sobre la teoría del color y la psicología del color, ya que pueden ayudarte a tomar decisiones, más allá de los gustos personales por un determinado color.

Combinación de colores

En algunos casos podemos desear un único color general, pero viene bien marcar ambientes dentro de una estancia, y para ello la combinación de colores y conocer qué colores funcionan bien con los demás puede ayudarte a matizar esa decisión principal.

Tipo de pintura

Puede parecer a simple vista que cualquier pintura vale para pintar sobre cualquier superficie. Realmente es todo lo contrario, cada superficie requiere de un tipo de pintura específico, aunque generalizando podemos encontrar la pintura plástica, la pintura a la cal, la pintura mineral, pintura al temple y los esmaltes.

Si lo que vamos a pintar es una pared interior, podríamos elegir más de uno de estos tipos de pintura, pero debemos de tener en cuenta la superficie.

Preparación de la superficie

Antes de pintar debemos de considerar aquello que puede pasar si la superficie no está convenientemente preparada. La pintura puede escamarse, desprenderse en grandes ampollas, decolorarse… Para ello debemos de limpiar, incluyendo en algún caso raspar y emplastecer, previamente para dejar la superficie lo más regular posible.

aplicación de pintura sin preparación previa

Encintado y protección

Cuando un pintor profesional empieza su trabajo, comienza por cubrir el suelo y el mobiliario próximo, si pudiese estar despejado de mobiliario, seguramente podrías pintar con más rapidez, aunque previamente deberás de librar la habitación. Después de esto, el perímetro de la habitación puede tener cornisas, cenefas, rodapiés, molduras, que no querrás que se manchen de pintura, por lo que será conveniente protegerlos con cinta de pintor.

Último paso, el pintado

Ya tenemos el lienzo «en blanco», hay muchos consejos a la hora de aplicar la pintura. Primero hacer los encuentros, esquinas, etc con rodillos pequeños, brochas, pinceles, etc, y después utilizar el rodillo para el resto de la superficie.

aplicación de pintura con rodillo, dejando huecos

Hay más consejos como el de nunca mojar el rodillo en agua antes de pintar, porque provocarás distintas tonalidades a medida que vas pintando, o incluso provocar chorretones de pintura indeseados.

Cualquiera te puede decir que lo que debes hacer es ser cuidadoso, muy constante, manteniendo siempre la misma cantidad de pintura y presión a la hora de mover el rodillo. Ir paso a paso sin dejar huecos vacíos.

Pintar requiere mucho tiempo de preparación y una aplicación muy cuidada y paciente. Por este motivo puede ser más productivo llamar a un pintor profesional.

El acabado de la pintura es el último paso antes de disfrutar del espacio, corrige errores de oficios previos, como el cartón-yeso, ladrillo, enfoscados, carpintería… por lo que es el oficio que realmente hace que luzca tu espacio, tu vivienda o tu local.

Comparte este artículo

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Socio del estudio FLU-OR Arquitectura y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor