La importancia del plan de riesgos laborales en el sector de la construcción

Print Friendly, PDF & Email

No tenemos que confundir el plan de riesgos laborales con el plan de seguridad y salud. Las empresas de prevención de riesgos laborales estudian la situación de cada trabajador, reconocimientos médicos, lugar de trabajo o herramientas, prestando especial atención a la vigilancia de la salud. A través de ellas los negocios y autónomos pueden acceder a un amplio catálogo de cursos formativos que permiten la especialización de profesionales del sector.

En este artículo hablaremos sobre seguridad, servicios de prevención ajenos, riesgos generales y específicos, así como en protección de la salud. Además contamos cual debería de ser la formación específica por sectores, en resumen, cursos PRL para la construcción. En estos cursos se destacan la identificación de las actividades, materiales y equipos de trabajo por convenios. Así como la diferenciación de los riesgos de cada tarea y las técnicas preventivas correspondientes. Por otro lado se enseñan aquellos mecanismos que permiten vigilar el cumplimiento y planificación de las actividades preventivas. Los derechos y deberes de los trabajadores en esta materia y la importancia de su participación en la prevención de riesgos laborales. De manera que cualquier profesional de la construcción al terminar el curso es capaz de responsabilizarse de la prevención de riesgos en el entorno laboral de una obra.

Plan de prevención de riesgos laborales

De acuerdo con la ley actual es necesario que esta cultura preventiva se refleje en un plan de prevención de riesgos laborales, aunque son las empresas son las primeras interesadas en reducir lo máximo posible los accidentes, enfermedades y riesgo derivados de la actividad de sus trabajadores, esto no es suficiente.

Este documento pretende proteger a todos los trabajadores de cualquier riesgo asociado a su puesto mediante acciones concretas por parte de la empresa.

Se trata de una herramienta mediante la que la empresa integra la actividad preventiva en su gestión y funcionamiento, estableciendo una política de prevención de posibles accidentes y riesgos que puedan ocurrir en el entorno laboral.Es por tanto un documento totalmente adaptado al funcionamiento de cada empresa en el que de manera sencilla se reflejan las medidas a tomar divididas en niveles jerárquicos según su riesgo, así como la evaluación de riesgos existentes para la seguridad y salud de los trabajadores. Debe incluir también información sobre la integración de la prevención en las actividades de la empresa, una descripción de los puestos de trabajo con sus riesgos asociados y el plazo para la ejecución de estas acciones.

Este informe pormenorizado debe incluir ciertos elementos de acuerdo con la normativa. Además de estar siempre a disposición de cualquier autoridad que pueda solicitarlo, tanto laboral como sanitaria, así como de los representantes de los trabajadores. Estos son los aspectos imprescindibles que incluyen todos nuestros planes de riesgos laborales:

1) La identificación de la empresa. Donde se especifique su actividad productiva, la cantidad de centros de trabajo y las características de cada uno de ellos. El número de trabajadores y una descripción enfocada a la prevención de riesgos laborales.

2) La estructura organizativa de la empresa. Donde se identifican las funciones y responsabilidades de cada uno de los trabajadores. Según la jerarquía constituida en la empresa. También se deben especificar los cauces de comunicación existentes entre ellos, en relación a la prevención de riesgos.

3) La organización de la producción. En este apartado se deben especificar los distintos procesos, prácticas y procedimientos organizativos que existan dentro de la empresa. Siempre enfocado a la prevención de riesgos laborales.

4) Organización de la prevención. Aquí se debe indicar la modalidad preventiva que haya elegido la empresa. Así como también los órganos de representación que existan.

5) Política de la empresa. En este punto se deben incluir los objetivos y metas trazadas por la empresa en materia preventiva. También se deben enumerar los recursos humanos, técnicos, materiales y económicos que pondrá la empresa a la disposición de la prevención de riesgos.

¿Quien necesita un plan de prevención de riesgos?

En el caso de las empresas es obligatorio contar con la correspondiente gestión de riesgos, aunque no siempre lo es en el caso de los profesionales autónomos. Te contamos las diferentes particularidades para que tengas claro si es necesario contar con una organización de la prevención de riesgos en tu entorno laboral.

  • Autónomos sin trabajadores a su cargo. No es necesario contar con una organización que gestione los riesgos laborales.
  • Autónomos sin trabajadores a su cargo pero incluidos en la Coordinación de Actividades Empresariales. En este caso sí es necesario contar con un plan de prevención sobre el riesgo de sus actividades para los trabajadores de otras empresas.
  • Autónomos con trabajadores a su cargo. En este caso tienen la misma consideración que los empresarios, por lo que es obligatorio contar con un plan de PRL.
  • Empresas. Siempre deben contar con un plan específico de prevención en la empresa.

Si eres el responsable de tener y redactar el plan de prevención, define de forma clara y sencilla cómo organizas la empresa para prevenir los riesgos y asegurar la seguridad y salud de tus trabajadores. Si quien lo redacta es tu servicio de prevención ajeno, antes de aprobarlo asegúrate de que se adapta a la realidad de tu empresa y comprendes todo lo que en él se recoge.
› Revisar y actualizar tu Plan de Prevención y analizar su eficacia, cada vez que en la empresa haya cambios importantes en la organización o estructura, en los riesgos existentes o cuando se produzcan sucesos no deseados que puedan afectar a la seguridad y salud de tus trabajadores. Si el Plan de Prevención ha sido redactado por tu servicio de prevención ajeno, debes informarle de las situaciones anteriores para que procedan a su actualización.
› Conservar el documento del Plan de Prevención a disposición de la autoridad laboral, de las autoridades sanitarias y de los representantes de los trabajadores.
› Contar con la opinión de los trabajadores o de sus representantes durante la elaboración, implantación y revisión del Plan de Prevención.
› Difundir los contenidos del Plan de Prevención para que sea conocido por todos tus trabajadores y estos puedan cumplir con sus funciones y responsabilidades en él recogidas

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Socio del estudio FLU-OR Arquitectura y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor