Hablemos de piscinas prefabricadas

Print Friendly, PDF & Email

Parece que nos van a parcelar las playas. En una zona con tanta costa, como en la que yo vivo y trabajo, parece muy extraño tener que alejarse tanto de dar un baño, jugar unas palas, tomar el sol con amigos. Las distancias que debemos de respetar nos pueden llevar a decidirnos a instalar piscinas prefabricadas en nuestra propiedad. De esta manera las compartimos con los de casa.

Antes de lanzarte a construir o a excavar pasamos a hacer un breve repaso sobre los tipos de piscina que podrías tener en mente, algunos que te puedan venir de nuevo y una breve reflexión sobre que hacer.

Tipos de piscinas prefabricadas

Hablaremos básicamente de tres tipos de piscinas, por su frecuencia a la hora de montarlas en nuestra zona.

Piscinas prefabricadas de poliéster
Son piscinas de una sola pieza. Se fabrican a partir de fibra de vidrio y poliéster con la ayuda de un molde y suelen estar en catálogos. Este tipo de piscina, normalmente es económica y rápida de instalar. La desventaja es que el acabado de pintura no es muy espectacular, pero si se quiere algo rápido y sencillo es una buena elección.

Piscinas de acero
A diferencia de las piscinas de poliéster, las piscinas de acero no son de una sola pieza. Se construyen primero formando una losa de hormigón, y luego se colocan los paneles que ya vienen preparados de fábrica. Es un tipo de piscina económica y también es rápida de construir. Ideal para recubrir con un liner, aunque también se pueden cubrir con gresite.

Piscinas de polipropileno y hormigón
Es un sistema constructivo de hormigón, pero la llamamos prefabricada porque los muros son paneles de polipropileno que luego se rellenarán de hormigón junto con la base. Son un encofrado. Este tipo de piscinas prefabricadas nos ofrecen la gran ventaja de que se construyen muy rápidamente y que gracias a ello conllevan un ahorro en dinero también. Se pueden revestir tanto con gresite, como con cerámica o con un liner si se quiere algo barato.

Materiales de acabado para piscinas

El gresite, también conocido como mosaico veneciano o venecita son pequeños mosaicos decorativos, con propiedades de alta resistencia y grandes posibilidades de diseño: un material muy apropiado para formar dibujos y combinar colores.

Estos mosaicos se fabrican con materias primas de origen natural, fundidas a temperaturas superiores a 1400 grados centígrados, resultando un producto vítreo muy duro y resistente. Un proceso único y distinto a cualquier otro de fabricación o reciclado de vidrio.

Muy popular en la década del ’60 y de mucha aplicación en la actualidad, el gresite posee características excelentes para baños, cocinas y exteriores: alta resistencia a la humedad, los cambios de temperatura y los productos químicos (por ejemplo, limpiadores) y su color se mantiene inalterable con el paso del tiempo y la exposición a la luz.

Para un correcto acabado se deben llenar las juntas preferentemente con cemento puro; blanco para una junta blanca, o agregándole ferrite para una junta de color.

La opción económica y versátil. El liner o membrana armada.

Para los que aún no sepan que es el liner, diremos que se trata de una lámina de 0,75mm de grosor de alta calidad a base de PVC, realizada con materia prima virgen totalmente reciclable. 

El liner, una vez tomadas las medidas de la piscina donde se vaya a instalar, se une mediante soldaduras hasta completar la forma exacta de la piscina. Es fácil de instalar y de intercambiar estampados y colores en caso de querer realizar un cambio de look. 

Puedes buscar más info sobre las piscinas en la web.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Socio del estudio FLU-OR Arquitectura y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor