Pinturas intumescentes

Print Friendly, PDF & Email

Las pinturas intumescentes son recubrimientos que se aplican a varios tipos de materiales, aunque tienen mayor uso en los metálicos.

La finalidad perseguida con la aplicación de estos recubrimientos, sobre todo a los elementos estructurales, es asegurar la estabilidad del edificio durante el tiempo necesario para que el mismo sea evacuado y el servicio de extinción pueda luchar y sofocar el incendio, mediante la aplicación de un recubrimiento que proporcione aislamiento térmico, e incluso dispersión o absorción del calor.

Al calentarse por efecto del fuego, la pintura aumenta su espesor, forma una capa densa inicial y posteriormente una masa esponjosa viscosa, termo-resistente y no combustible.

De esta forma se evita el aumento excesivo de la temperatura en el acero, alcanzando un espesor de 80 a 100 veces el inicial, que sería unos 2 a 3 cm de espesor.

Estos materiales de protección deben poseer las siguientes características:

  • Estabilidad a temperaturas elevadas
  • Baja conductividad térmica
  • Buena aplicabilidad y fijación al material
  • Resistencia y durabilidad mecánicas

El  inconveniente de estas pinturas se presenta con su envejecimiento paulatino a lo largo del tiempo y en mayor medida frente a los elementos de la naturaleza, si el objeto recubierto está ubicado a la intemperie.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor