¿Para cuando programar las reformas?

Después de lo que ha pasado hoy en el Tour de Francia (granizada importante en pleno julio) me pregunto: “¿Habría alguien que estuviese reformando su cubierta y tuviese la casa destapada? Es posible.

Este tipo de obras se han previsto comunmente para las épocas con un tiempo más benévolo. Debido a las consecuencias del cambio climático hemos estirado 5 semanas más el verano, aunque se ha “tropicalizado” en nuestra latitud. Es por eso que las reformas en Madrid en verano nos pueden dar algún susto si no las tenemos previstas. Las sorpresas típicas de “el almacén cierra por vacaciones”, “hasta pasar fiestas nada…” nos pueden dejar con el piso al aire, sufriendo un clima cada vez más extremo, y poco a poco más sorprendente.

En un artículo de Javier Martín-Vide, director del Instituto de Investigación del Agua (IdRA) de la Universidad de Barcelona, del que dejo un enlace líneas abajo, dice que los modelos climáticos consitutyen la herramienta potente para entrever el clima futuro, y confirman que el calentamiento continuará en las próximas décadas, aunque bajemos emisiones, pero las precipitaciones no muestran un comportamiento general en el mismo perídodo de estudio.

En España no se muestran tendencias estadísticamente significativas, pero lo que si hay tendencias más marcadas si elegimos breves períodos de tiempo, y lo que sí ha cambiado es el rétimen pluviométrico estacional, es decir, el reparto porcentual de precipitación entre las estaciones. Este hecho tiene una influencia directa en las actividades agrarias, pero también en nuestro campo, donde dependemos en buena medida de las condiciones climatológicas, tanto en obra nueva como en reforma.

El estudio iniciado en 2017 que elabora el equipo “Sustainability“, del Grupo de Investigación ISDE de la Universidad granadina, tiene como responsables al profesor J. Alberto Aragón Correa y la profesora Nuria Hurtado, , y que han señalado que el estudio supone una oportunidad para analizar los cambios que se producirán en las viviendas como consecuencia del cambio climático y las inversiones, problemas y beneficios que los mismos pueden suponer tanto para los ciudadanos como para las empresas.

De su trabajo ha salido una primera publicación “Estado del arte en el ámbito de la adaptación al cambio climático en la industria de la construcción de edificios residenciales. Metodología de análisis coste-beneficio” Aragón-Correa, Juan Alberto; Cordón-Pozo, Eulogio; Delgado-Márquez, Blanca Luisa; Hurtado-Torres, Nuria Esther; Ortiz-Martínez de Mandojana, Natalia , de la Universidad de Granada. Puede consultarse junto con más publicaciones en la Plataforma de intercambio y consulta de información sobre adaptación al cambio climático en España.

Otra buena pregunta que complementa el título de este artículo es, ¿cómo podemos contribuir a la reducción de emisiones con nuestra reforma? Lo primero que debemos de tener en cuenta es que un edificio bien adaptado al medio en el que se encuentra implica una menor vulnerabilidad de sus habitantes, ante eventos climatológicos extremos, dicen. Así es, Por una parte debemos de aislar la vivienda, tanto con la colocación de aislamiento propiamente, como eligiendo razonadamente los materiales de la envolvente, que no produzcan sobrecalentamientos, que nos obliguen a generar frigorías (recuerda que son más costosas que las calorías)

Por otra parte los materiales que puedas conseguir de “kilómetro cero” van a dejar una huella inferior a sistemas constructivos o materiales que, aun teniendo una base natural, tienen un desplazamiento en el mundo en el que dejan un rastro “gris”.

Si vas a hacer obras, además de tener buena suerte con el clima, debes de asegurarte de cuidarlo!

Referencias

Imágenes utilizadas han sido etiquetadas para utilizar con modificaciones

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor