Papel pintado de los 70´s como solución aséptica

Print Friendly, PDF & Email

Estamos en un momento de obsesión por la higiene, la limpieza, las superficies antibacterianas, asépticas, fáciles de limpiar y desinfectar. La solución constructiva con una buena acogida en estos tiempos es el papel pintado, ya que apenas tiene obra para su instalación, y sus acabados, tanto lisos como decorativos son el material que mejor se adapta a una renovación del acabado de las paredes.

Si estás planeando realizar obras en tu vivienda o en tu oficina para mejorar las condiciones de higiene, el papel pintado es la opción más fácil si no quieres levantar una mota de polvo. Si buscas aquí encontrarás cientos de acabados que encajarán con la estética que estás buscando.

Si estás buscando hacer una reforma de oficina puedes contar con este material que tiene buenas características, vamos a contarlas brevemente:

  • Buena resistencia a la luz
  • Difícilmente inflamable
  • Colocación encolada
  • Fácil de retirar
  • Resistente al lavado

Acabados tipo de papel pintado

Para adaptarse a la estética del local o de la habitación los fabricantes han buscado dar respuesta a diferentes efectos.

  • Acabados naturales: las combinaciones de colores y estampados relacionados con hierba, bambú, transmiten calidez y bienestar. La decoración combinada con el tacto tienen un encanto particular, que puede mimetizarse con casi cualquier decoración. Generalmente se trata de acabados marrones, verdes, rojos o blancos.
  • Acabados metálicos: los efectos dorados, bronce, cobre y acero interactúan con la luz. Las técnicas de oxidación y grabado dan lugar a patrones aleatorios, motivos geométricos, que simulan una artesanía de primera calidad. Están formados por finas capas metálicas enrolladas. Los motivos figurativos bordeados con reflejos metálicos pueden llegar a un interiorismo extravagante, incluso con motivos iridiscentes, que tienen un color base metálico con reflejos en otros colores.
  • Acabado flocado: se trata de un acabado con relieve, más marcado que el leve resalte de una prensa, podríamos decir que es una nueva dimensión. Se realiza con fibras de rayón pegadas sobre un fondo, enderezadas por una carga electrostática, formando una superficie aterciopelada. Por su acabado no es especialmente higiénico, pero si es una solución para la renovación de un acabado en el que no se exija. Antiguamente se realizaba con pegamentos y polvo de lana o seda.
  • Acabado textil: es un acabado «seguro» a la hora de la estética. Las variaciones de estos papeles dependen de si las fibras se aplican longitudinalmente o están entretegidas en el papel o son un fondo de tela. Pueden ser de varios acabados, como algodón, seda, lino, fieltro, rafia, bramante o plumas. Estos tienen características constructivas interesantes, como ser transpirables, ignífugos, anti-manchas, incluso acondicionadores acústicos, reduciendo el tiempo de reverberación del local en el que se instalan. Ojo, no todas estas características son propias de todas, pero si buscas en los catálogos, los encontrarás.
  • Papel con perlas de vidrio: con estas incrustaciones se proporciona una nueva forma de reflejar la luz. Se combina generalmente con diseños opulentos, enfatizando motivos delicados o complejos.
  • Papel arrugado: efecto recuperado del mundo de la moda, que resulta elegante incluso en los círculos del diseño extravagante. Se trata de decoraciones que pueden recordar a motivos naturales, como la hierba, las cortezas de un árbol o las vetas en la madera.
  • Papel cuero: generalmente se trata de un papel tapiz de vinilo, con un patronaje realista, con distintos tipos de gofrado, de aspecto muy parecido al cuero real.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Socio del estudio FLU-OR Arquitectura y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor