Metodo de protección del hormigón

Para que el acero pueda corroerse en el hormigón, le hace falta a la vez el oxígeno, un electrolito que es la
solución intersicial del hormigón, y un agente agresivo, cloruros o carbonatación. Si falta uno solo de
estos tres elementos, la corrosión no puede producirse.
Los diferentes métodos de protección actúan sobre uno o varios de estos elementos.
Los métodos preventivos intentan impedir la penetración de los elementos agresivos en el hormigón:
protecciones de superficie tales como pinturas anticarbonatación o los tratamiento hidrófugos.
Una vez que la corrosión se ha iniciado, se debe recurrir a métodos curativos. Lo más normal, se trata de
quitar todo el hormigón que ya no es protector o que está ya estropeado, de limpiar y tratar las estructuras
así descubiertas, y de reconstruir el perfil inicial por medio de morteros de reparación especialmente
creados para este uso.
Otros métodos tiene por fin el controlar la corrosión de las estructuras desde la superficie del hormigón,
métodos electroquímicos e inhibidores de corrosión.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor