Mesas de comedor ideales

Los que me conozcan saben que en mi estudio trabajamos en diseño a todas las escalas, y particularmente el diseño de mobiliario ha sido parte de nuestro trabajo; en mi perfil podéis visitar la web del estudio y curiosear las mesas que hemos hecho. No obstante este artículo viene al caso de una sugerencia en la que se pide hablar sobre las mesas de comedor. Particularmente creo que la mesa es el objeto que define la estética y el gusto del usuario.

Si tomamos como referencia la web kasasdecoracion.com podemos ir viendo un catálogo extenso de diferentes estilos, acabados, formas y medidas, que nos ayudarán a identificar los tipos de mesa y que os contaré a continuación. Se trata de una clasificación particular, no profesional, pero con la que yo trabajo habitualmente a la hora de recomendar un mueble o plantear el punto de partida para diseñarlo.

No podemos decir que está todo inventado, siempre hay opción a la innovación en el diseño, pero podemos agrupar los tipos en:

Mesas con pie central

Cuando elegimos una mesa para comer lo principal que pensamos es en que las patas no nos molesten. Por eso elegimos dos estrategias principalmente: Llevar las patas a los extremos o al centro de la mesa. Es por eso que la pata central, es una buena elección debido a su simplicidad. Debe de ser una pata pesada y tener un buen anclaje superior al sobre (tablero) y una buena base, que sirva de pie, con amplitud suficiente como para que la mesa no vuelque.

Mesas en columna con varios pies

A raiz del diseño de un pie central, donde se lleva el objeto que más molesta (pata) al centro, nos encontramos con que solucionar el problema del anclaje no es del todo fácil y elegante, y que con el paso del tiempo un apoyo en el centro del tablero termina por ser un problema. Es por eso que las mesas con varias patas que convergen en el centro son una solución que se queda a medias en cuanto a “molestia” ya que las patas generalmente llegan a incomodar. En cuanto a la durabilidad, este sistema funciona mejor estructuralmente, y los apoyos suelen tener una amplitud que permite al tablero ser menos resistente y más fino.

 

Mesa de cuatro patas rectas

La mesa que todos pensamos en cuanto escuchamos la palabra mesa. Si ahora mismo estás leyendo cerca de una mesa échale la mano, balancéala y comprueba su funcionamiento. A pesar e de ser un sistema muy trabajado a lo largo de los años, las mesas de cuatro patas que buscan la ligereza tienden a moverse, no son buenas para comer sobre ellas un chuletón. El problema está en los encuentros, generalmente atornillados o soldados en el caso de las estructuras metálicas y mediante encajes y medias maderas en el caso de la carpintería de madera. A raíz de los problemas que ha presentado este tipo, creo que han surgido las siguientes

 

Mesa de dos patas

Se basa en la unión de dos pares de patas entre si, para conseguir una mayor rigidez del conjunto. Con esto empiezan los problemas de las patas y las sillas, aproximandose a ella tropezamos en la parte inferior. En ocasiones se anchean buscando un mayor apoyo y una mayor estabilidad, aprovechando para aumentar también la superficie de anclaje con el sobre.

 

Mesas de patas oblicuas

Para mí la solución ideal. A pesar de ser una mesa de cuatro patas, el hecho de hacer que las patas trabajen a flexión garantiza un mejor comportamiento y una mayor estabilidad. Permiten sentarse sin molestar con las patas, y por otra parte, aunque es personal, la estética de estos diseños es fantástica. Pero eso sí, hay que trabajar bien o fijarse en como se resuelven los encuentros de las patas con el sobre, deben de ser capaces de absorber mayores esfuerzos en los puntos de fijación.

Mesa con nudo central

Quizás sea el sistema más estable, de los sistemas con patas, porque se reduce muchísimo la movilidad de la mesa, aunque por otra parte se perjudica, a mi manera de ver la estética, y a veces, según se dimensione la mesa, puede llegar a ser incómoda y a provocar tropezones con la barra central.

 

Tablero individual sobre pata maciza

Cuando pensamos en la mesa como objeto decorativo y funcional podemos pensar en una escultura sobre la que colocamos un tablero, un sobre de madera, un vidrio… Tenemos dos maneras de verlo, esta hecha con raices de teca, o la inferior, con varias estructuras que colaboran juntas gracias al sobre.

 

Tablero individual sobre conjunto de estructuras

 

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor