Las cortinas de aire y su instalación

No acostumbro a hablar sobre instalaciones de aire, pero en este caso he decidido empaparme un poco del sistema de cortinas de aire para explicar cuales son mis percepciones, nada más lejos que dar una idea general de qué son, cómo se instalan y mis opiniones frente a este elemento constructivo que no se ve pero se siente. Pasaré primeramente por una explicación general sobre que son exactamente, cual es su objetivo y posteriormente nos metemos en la instalación en si.

¿Qué es una cortina de aire? 

Una cortina de aire es una barrera para el aire y no para la gente, mascotas, objetos… Esto es, es una barrera para separar distintos ambientes, protegiendo el interior del local del aire frío del invierno, del caliente de verano y de otras corrientes de aire, así como de humos, y otros malos olores. Cuando puse líneas arriba que no es barrera para mascotas es porque si es barrera para insectos voladores por ejemplo.  Por otra parte también se trata de una barrera para evitar que el buen ambiente interior se escape, a pesar de tener un hueco abierto, manteniendo la temperatura interior (calefacción o refrigeración ) garantizando un nivel apropiado de confort interior y una atmósfera limpia.

Conceptualmente es un chorro de aire que se proyecta contra el suelo en forma de plano, en línea con el cerramiento exterior, o formando una doble línea con el cerramiento creando, por ejemplo, cortavientos.  Al final del documento te enseño una galería de instalaciones de cortinas de aire para que puedas entender mejor su funcionamiento.

Su eficiencia se basa en su constancia. Es cierto que idealmente puede parecer que se trata de una barrera totalmente vertical, si nos paramos a ver el diagrama que ha hecho la Politécnica de Cataluña en su estudio de fluídos vemos como la barrera tiene una cierta “barriga” al exterior. Aunque el sistema puede llegar a ahorrar un 80% de energía necesaria para calentar un local, una cortina mal diseñada puede resultar peor que una puerta abierta sin proteger.

Puede parecer a simple vista que se trata del cajón de la persiana o de una bovina de una reja para cerrar el local. Realmente se trata de un aparato sobre la zona de acceso con dos rejillas, una de entrada enfrentada al local, desde donde se coge todo el aire que se proyecta, haciendo pasar el aire por filtros que protegen los elementos que componen el grupo calefactor (intercambiador de calor, ventiladores, sistema electrónico…) y una rejilla orientada en vertical con lamas orientables , embocada principalmente hacia abajo.

Hasta aquí más o menos lo que conocía de este sistema. A partir de aquí profundizando en los sistemas, he encontrado cortinas de aire con descarga de un lado a otro, es decir, desde un lateral, por lo que no soplan hacia abajo, y otra, que tiene la descarga horizontal pero de abajo hacia arriba, esta última me ha sorprendido bastante, pero luego he visto que su uso está limitado a aplicaciones industriales concretas. Me parecía raro que se pudiese pisar directamente desde la calle una rejilla, con filtros que cogerían muchísima suciedad de los pies de peatones, lluvia, etc.

Por otra parte, si que podemos ver rejillas de una cortina de aire en el suelo, aunque el sistema sea de descarga de arriba hacia abajo, y esto es para poder recircular el aire de la cortina, es el esquema siguiente:

 

Tecnología detrás de las cortinas de aire

Su funcionamiento se apoya en tres factores fundamentales que son la diferencia de temperatura, la diferencia de presión y el efecto chimenea y corrientes de aire. La barriga de la que hablaba hace un rato es la que marca la presión interior en contacto con el exterior y con el aire. En el gráfico obtenido del estudio de la UPC se puede ver con más claridad.

Para conseguir una lámina lo más eficiente posible es importante estudiar , y así lo han hecho,  las turbulencias generadas por el sistema, y para ello se han estudiado diferentes ventiladores, axiales, tangenciales, centrífugos…

Para “acertar” con el ángulo de descarga de la cortina de aire hay que conocer factores cambiantes como el viento, de manera que se modifica el “jet” o chorro de aire, buscando una dirección parabólica que termine contrarestando el empuje del viento formando una barrera efectiva.

Clicando en la imagen accedes a una galería de trabajos interesantes sobre cortinas de aire, desde las más sencillas a las más brutales como esta.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor