Ladrillos de “suelo”- cemento

La forma tradicional de uso de tierra en ladrillos es como adobe o tapial, aunque con limitaciones: poca resistencia mecánica y muros de gran espesor, vulnerabilidad a los agentes atmosféricos y a la erosión por acción de agentes externos. Para mejorar estas caracteristicas se agrega un agente estabilizador como es el cemento. El suelo-cemento surge entonces como la mezcla de suelo, cemento yagua, dosificados, mezclados y compactados.

Como recomendación de aprovechamiento de recursos se pueden emplear tierras retiradas en obra (no suelos orgánicos) así como la tierra extraída en excavación de pilotes.

En Argentina y más países sudamericanos,  un abundante cuerpo de conocimiento ha sido desarrollado por centrosde investigación, industriales,empresarios y constructores, convirtiendo esta tecnología en alternativa a otras tecnologías de hoy.

El eje del trabajo propuesto consiste en el desarrollo de suelo estabilizado con cemento, moldeado y compactado para ser utilizado en mamposterías.  El interés dado a la continuidad del trabajo de investigación y desarrollo se funda en la certeza de que se trata de un material ecológico, ya que en su composición no interfiere la capa fértil del suelo apta para cultivos, y en el ahorro de productos energéticos, dentro de lo que significa producir materiales sin cocció, la tierra no se cuece sino que es estabilizada a partir de la adición de cemento; éste actúa sobre el suelo, modificando el comportamiento de sus partículas y mejorando su estabilidad, transformando la masa resultante en una estructura dificil de alterar y de mejor resistencia con respecto a un suelo natural.

No obstante, convencidos de las particularidades de los suelos locales, se considera indispensable, previo al diseño de la secuencia de producción de componentes y posterior puesta en obra, el análisis de las condíciones del empleo de suelo local, la capacidad de la mano de obra disponible, así como el equipamiento e infraestructuras necesarios.

El ladrillo de suelo-cemento es un ladrillo con idénticas dimensiones que el ladrillo cocido común: 12,5 x 25,5 x 5,5 cm, empleado en la tradicional ejecución de mamposterias. Se incrementa la adhesión del mortero de juntas al ladrillo (debido al cemento en su composición).

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor