La empresa ideal para pedir presupuestos

Hay momentos en los que no tienes un listado de mediciones de lo que necesitas hacer, pero si tienes las ganas de hacer una reforma. Por ejemplo, ¿necesitas reformar tu baño?  Es probable que no contactes con un arquitecto para que te haga un proyecto detallado de lo que querrías hacer, sin saber cuanto te va a costar. Como un gran limitante es el factor económico, existen empresas como Reformas Madrid 100, una empresa de confianza para reformar tu vivienda en Madrid que de manera gratuita te pueden dar presupuesto, basándose en su experiencia en este tipo de reformas integrales.

¿Por que está bien pedir presupuesto a empresas con experiencia? Porque ya han visto muchos casos similares al que tu te puedes encontrar, y porque pueden adelantar algunos “sustos” o cosas con las que no contabas y hacen disparar el presupuesto, por lo que ya no podrás terminar la reforma con las calidades que querrías. No todos somos los clientes ricos de Drew y Jonathan Scott (los gemelos de Divinity) que pueden afrontar importantes variaciones del presupuesto.

Para que puedas localizar la empresa ideal debes de poder formular tu también las preguntas ideales, y es por eso que he elaborado este artículo, con una suma de cuestiones que nos han surgido a lo largo de nuestra vida profesional y la cual os invito a comentar en la parte inferior.

Algo imprescindible a la hora de afrontar el contacto con una empresa constructora es conocer su trabajo, saber qué obras han hecho, y que oficios tienen en plantilla. A modo personal, la empresa basada en técnicos que subcontratan todos los oficios no me da suma confianza, aunque hay excepciones. La gente en plantilla, los profesionales que te encuentras en la obra dia a dia son la confianza que tienes, el contacto personal.

Cuando existen distintos oficios organizados mejoran mucho los plazos de la obra. Cuando el instalador de cartón-yeso conoce al fontanero y al electricista ya se coordina con ellos. Si tu mismo eres el que busca cada oficio por separado te encuentras con que alargas la obra, con días en los que apenas avanzan los trabajos. Si a esto le sumamos el buen entendimiento de los trabajadores con unos buenos planos de obra, ahí si que podemos tener una mayor seguridad de que la reforma podrá marchar perfectamente.

La experiencia de estar dia a dia en obra nos lleva a adelantarnos a posibles problemas. Quién podría imaginarse en esta obra con pilares de hormigón, todo el forjado sería de madera, sin apoyar apenas en los pilares, descansando en su lugar en tabiques, en los que estaba previsto demoler. Pues esto nos ha pasado, pero una y no más. Hay que hacer catas, incluso antes de comprar si fuese necesario. Vale más un arreglo puntual en el falso techo que un nuevo refuerzo estructural no previsto.

Otra cosa importante, el saneamiento! Cuando hacemos la reforma de nuestra cocina o del baño de nuestro piso tenemos que mantener los puntos de las bajantes generales del edificio, que además es probable que sean antiguas, de fibrocemento, o tengan unos encuentros que condicionan la manera de acometerlas, o que … tengamos que ir al piso del vecino a realizar algunas conexiones.

Cuando cambiamos el pavimento, o por ejemplo, si queremos instalar suelo radiante, vamos a picar en muchos casos menos espesor que el que vamos a necesitar y es probable que nos quede un escalón en la entrada del piso, mal!, hay que proponer soluciones en base a catas previas, insisto en romper previamente, aunque al vendedor no le guste.

 

 

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor