Aplicación de inyecciones de poliuretano para el sellado fugas de agua

Cuando hablamos de fisuras con entrada de agua podemos estar hablando de tres tipos de situaciones: infiltraciones en el techo, infiltraciones en los paramentos verticales o en el suelo. La entrada de agua es lo primero que se desea impedir y con urgencia, ya que provoca múltiples destrozos cuando se encuentra en el interior.

Lo que primero se nos viene a la cabeza es detener el punto de entrada de agua, sin tener en cuenta de que a todo lo largo de la fisura existen infinidad de puntos por los que puede derivar el cauce de agua. Podemos  hablar de dos tipos de entrada de agua, a presión o mediante goteos.

Para proceder a detener la entrada de agua, en un primer momento, la solución que procede es aplicar una serie de inyecciones de poliuretano, esto es, rellenar a modo de tapón toda la longitud de la grieta. Para ello, se sitúan una serie de puntos a lo largo de la discontinuidad en los que se inyectará el compuesto (monocomponente o bicomponente en función del tipo de fuga) Generalmente en los casos de goteo se utiliza un producto monocomponente, y en los casos de entrada de agua con cierta presión, bicomponente.

En estos puntos se sitúan una serie de boquillas, llamadas “packers”, también usadas para inyectar microcementos, compuestos de acrilato y epoxy. En el caso del poliuretano, como es altamente expansivo (entorno a 10 veces su volumen inicial), entre una penetración y otra se sella, habitualmente con resina epoxy bicomponente, de secado rápido. Esto hace que tengamos una “cremallera” en la cara superficial del paramento que vayamos a sellar.

Una vez situados los “packers” y sellado la unión entre ellos, se procede a la inyección. Es habitual ver chorretones salir, como si estuviésemos rellenando el muro con miel. Dependiendo del tipo de componente, pueden reaccionar o no con el agua que entre. Para ello, es vital contar con empresas especializadas, como la empresa de impermeabilización Lemara, que nos pueden aconsejar sobre qué compuesto emplear.

Consejos rápidos

  • Una buena solución es emplear aditivos siliconados, que garantizan una cierta elasticidad del compuesto, lo que nos asegura un mayor tiempo de efectividad de ese tapón que hacemos a la entrada de agua. 
  • Existen “packers” de superficie, pero ojo, son para inyecciones de baja presión (de 1 a 10 bares) para inyecciones de alta presión, hasta unos 200 bares, las boquillas deben fijarse mecánicamente.
  • Colocar este tapón no significa que la entrada de agua ya está solucionada, es vital localizar el motivo de la penetración y atajarlo a tiempo.

Productos aplicados habitualmente

RESINAS DE POLIURETANO ACUOREACTIVAS FLEXIBLES:

Estas resinas suelen ser monocomponentes y al reaccionar con el agua crean una espuma flexible que frena la entrada de agua. Están indicadas para caudales pequeños o medios. Necesitan la presencia de humedad para empezar a reaccionar, de modo que si el soporte está seco es necesario la inyección previa de agua. Por este motivo, el mejor funcionamiento de las mismas se consigue realizando la inyección en el momento en el que se está produciendo la filtración. Para la inyección de poliuretano monocomponente es necesaria una bomba de inyección específica a tal efecto.

RESINAS DE POLIURETANO RÍGIDAS:

Estas resinas, suelen ser bicomponentes (aunque también está la versión en monocomponente) y se utilizan para entradas de agua de grandes caudales, ya que al reaccionar los dos componentes se crea una espuma que aumenta rápidamente de volumen llegando a taponar las entradas de agua. Aunque la reacción óptima se produce con el contacto con el agua, también se pueden utilizar en seco. La espuma que se forma es dura, confiriendo también una cierta resistencia y rigidez estructural. Para la inyección de poliuretano bicomponente es necesaria una bomba de inyección especial para dos componentes. En ocasiones, se utilizan estas resinas para el corte del gran caudal de agua y posteriormente se inyecta la resina de poliuretano flexibles para un sellado de las pequeñas fugas restantes.

GELES ACRÍLICOS:

La inyección del gel acrílico está indicada en aquellos casos donde se requiere una baja viscosidad del producto a inyectar o bien para realizar la modalidad de inyección denominada por muro/cortina de inyección (este sistema se trata de una inyección por el trasdós de un muro, creando una membrana continua impermeabilizante). La baja viscosidad del gel acrílico le permite filtrarse por las grietas de menor espesor, con necesidad de alta penetrabilidad. Una vez endurecido el gel, se crea una especie de goma que además es capaz de soportar cierto movimiento. El gel acrílico se puede utilizar también para la reparación del hormigón así como para la estabilización de terrenos.

 

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor