Láminas impermeables en cubierta plana… ¡ayuda!

¿Estás trabajando en alguna impermeabilización de cubierta? ¿Te das cuenta de la línea a trazos que dibujas en un detalle constructivo? ¿Has llegado a definirla correctamente y a colocarla en el orden adecuado? Me hago esta pregunta siempre que intento enseñar muestras de láminas y explicar su funcionamiento. La intención de este artículo es poder encuadrar los tipos de lámina y que puedas saber donde y cómo utilizar cada uno. Si has llegado hasta aquí y estás interesado en conocer las láminas impermeables como cliente, no te preocupes, hablaremos de ellas con términos familiares, cómo lo haría Arficom.

Me interesa particularmente hablar de dos grupos de láminas impermeables:

  • láminas asfálticas
  • láminas sintéticas

Pero antes decir que realmente las cubiertas metálicas y las aplicaciones in situ (proyectados y pintados) también son impermeables, siempre que, como todo, estén correctamente ejecutadas. También recordar que se consideran planas las cubiertas que llegan hasta una pendiente del 5%.

 – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

LÁMINAS ASFÁLTICAS

  • láminas enarenadas
  • láminas plastificadas
  • láminas con autoprotección (mineral o metálica)

LÁMINAS SINTÉTICAS

  • PVC-P
  • Lámina de poliolefinas termoplásticas o TPO
  • Caucho de etileno-propileno-dieno ó EPDM

 – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

 

No quiero que esto “te suene a chino” por eso ahora que las tenemos ubicadas dentro de su grupo, vamos a definirlas mejor:

Las láminas asfálticas son productos laminares. Se instalan adheridas al soporte aprovechando la adherencia de la propia composición ante la aplicación de calor con una imprimación previa (via agua o disolvente) No es conveniente que pase tiempo desde la aplicación de la imprimación hasta el soldado de la lámina.

Existe la opción de colocarlas semiadheridas o flotantes, sobre un elemento de separación que generalmente es un fieltro de fibra de vidrio dada su resistencia al calor. No olvidemos que la aplicación de calor se realiza generalmente con decapadores o sopletes, que dañarían otro tipo de laminas de separación.

Dentro de este grupo encontramos las láminas autoprotegidas, que se encuentran dentro de un subgrupo de láminas asfálticas que es el de “armadura externa”, frente a las láminas con “armadura interna” de fibra de vidrio, poliester ó polietileno.

Las láminas sintéticas son fundamentalmente de tres materiales (PVC, TPO ó EPDM)

Por comentar las principales diferencias entre ellas, más allá de las descripciones wikipédicas , podemos decir que el EPDM debe de unirse mediante un material “diferente”, ya sea con juntas rápidas o bandas autoadhesivas, que a diferencia del PVC o poliolefinas se produce mediante soldaduras químicas.

Las poliolefinas (TPO) a pesar de tener ese nombre son los plásticos más comunes y económicos. Los fabricantes dan muchas propiedades diferentes a sus productos, por lo que es vital asegurarse de definir bien las propiedades que se están buscando. Las soldaduras se realizan con soldadura térmica con máquina de aire caliente o automática con cuña de calor, ¡ojo a los que pelan gorrinos en la cubierta con el soplete!

NOTA: De forma genérica podemos calificar la poliolefina como aquella resina sintética elaborada por la polimeración de olefinas o aquelenos (etileno, propileno, buteno…) por lo que engloba a muchos materiales poliméricos termoplásticos y otros con propiedades elásticas como el caucho de etileno propileno (ERP)

Imagen destacada: Impermeablización de Arficom

Authors
ANUNCIO
Arriba