Hormigonado con tubo tremie

http://www.concretonline.com/

El método tremie, de llenado por flujo inverso, se usa para verter hormigón a en presencia del nivel freatico o en excavaciones donde se empleen lodos tixotrópicos. El hormigón es bombeado de forma continua, a través de una tubería llamada tremie, deslizándose hacia el fondo y desplazando el agua e impurezas hacia la superficie. En el fondo del tremie existe una válvula para prevenir que el hormigón entre en contacto con el agua. El tremie debe llegar hasta el fondo de la perforación antes de iniciarse el vertido del hormigón. Al principio, se debe elevar algunos centímetros para iniciar el flujo del hormigón y asegurar un buen contacto entre en hormigón y el fondo de la perforación.

Se debe evitar el contacto con el agua. Antes de retirar el tremie completamente, se debe verter en superficie suficiente hormigón como para desplazar toda el agua y el hormigón diluido.

Caracteristicas a tener en cuenta:


-Áridos
Es preferible el empleo de áridos redondeados cuando la colocación del hormigón se realiza mediante tubo Tremie.

El tamaño máximo del árido se limitará a 25 mm o a un cuarto (1/4) de la separación entre redondos longitudinales, eligiéndose la menor de ambas dimensiones. En condiciones normales se utilizarán preferiblemente tamaños máximos de árido de veinticinco milímetros (25 mm), si es rodado, y de veinte milímetros (20 mm), si es de machaqueo.

-Aditivos

Se podrán utilizar plastificantes, incluidos los superplastificantes, con el fin de evitar la segregación que podría resultar por una elevada proporción de agua. En el caso de su utilización se asegurará que su dosificación no provoque efectos secundarios.

Se ha de asegurar que la docilidad y fluidez del hormigón se mantiene durante todo el proceso, para garantizar que no se produzcan fenómenos de atascos en el tubo Tremie, o bolsas de hormigón segregado o mezclado con el lodo de perforación. Es conveniente que a las cuatro horas del comienzo del hormigonado se mantenga al menos el 50% de la consistencia inicial.

El tubo Tremie será estanco, de diámetro constante, y cumplirá las siguientes condiciones:

•El diámetro interior será mayor de seis veces (6) el tamaño máximo del árido, y en cualquier caso mayor de ciento cincuenta milímetros (150 mm).
•El diámetro exterior no podrá exceder del mínimo de los siguientes valores:
•Cero con treinta y cinco veces (0,35) el diámetro del pilote o diámetro interior de la entubación.
•Cero con seis veces (0,6) el espacio libre interior de la jaula de armaduras para pilotes circulares.
•Cero con cinco (0,50) veces la anchura de la pantalla.
•Cero con ocho (0,80) veces la anchura interior de la jaula de armaduras de pantallas.
•Se mantendrá en la parte interior liso y libre de incrustaciones de mortero, hormigón o lechada.

El número de tubos Tremie a utilizar a lo largo de un panel de pantalla deberá ser determinado de tal manera que se limite el recorrido horizontal del hormigón a partir de cada tubo. En condiciones normales, el recorrido horizontal de deberá limitar a dos metros y cincuenta centímetros (2,50 m).

Cuando se utilicen varios tubos de hormigonado, será preciso alimentarlos de forma que el hormigón se distribuya de manera uniforme.

Para empezar el hormigonado, el tubo Tremie deberá colocarse sobre el fondo de la perforación, y después levantarlo de diez a veinte centímetros (10 a 20 cm). Siempre se colocará al inicio del hormigonado un tapón o pelota en el tubo Tremie, que evite el lavado del hormigón en la primera colocación.

Durante el hormigonado, el tubo Tremie deberá estar siempre inmerso en el hormigón por lo menos tres metros (3 m). En caso de conocerse con precisión el nivel de hormigón, la profundidad mínima de inmersión podrá reducirse a dos metros (2 m). En caso necesario, y sólo cuando el hormigón llegue cerca de la superficie del suelo, se podrá reducir la profundidad mencionada para facilitar el vertido.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor