hormigón drenante

Este tipo de hormigón se utiliza para conseguir superficies con alto nivel de porosidad, alta permeabilidad, manteniendo el acabado y la resistencia mecánica. Entre las ventajas de su utilización destaca por su importante aporte a la gestión ecológica en la recolección de aguas de lluvia,  es compatible con posteriores tratamientos superficiales, siempre que no sean impermeables, rapidez de ejecución y puesta en servicio y por tener menor peso volumétrico que el hormigón convencional.

Este tipo de hormigón se aplica en pistas deportivas, zonas de tráfico ligero, urbanizaciones, rellenos, zonas de lavados industriales, parkings y cualquier aplicación en la que se quiera evitar los charcos y almacenamiento de aguas y líquidos.

En su base se coloca un hormigón de pendiente y un tratamiento impermeable, de forma que se recojan las aguas.

Este tipo de hormigones debe tener un cuidado especial, ya que dada su estructura muy porosa, se produce mayor desgaste, además de las posibles acumulaciones de polvo que provocarían o un atasco en el poro, o en los conductos de drenaje, pudiendo llegar a ser un problema grave produciendo un encharcamiento total del espesor del hormigón.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor