Fibras de celulosa

Fibras de celulosa como material aislante

Los materiales aislantes de celulosa se producen a partir de papel de desecho, obteniéndose los copos o ‘escamas’ directamente de la molienda del mismo.

Para producir las tablas, los copos se mezclan con fibras y aglutinantes, se presionan juntos en vapor y se  cortan a la medida después del secado.

Otros constituyentes son, en un porcentaje de 8-20% en peso, sales en polvo bórico, lo que mejora la reacción al fuego, y en la fabricación de tableros, resina  y sulfato de aluminio o sulfonato de lignina como un ligante más, y  fibras de poliolefina o cordel de yute como estabilizadores.

Desarrollo y la importancia del mercado


En los EE.UU. y Suecia, los materiales aislantes de celulosa se han utilizado desde 1920. En Alemania aparecieron por primera vez en el mercado a mediados de 1980 s. Representan alrededor del 1% del mercado.

Propiedades

Los materiales aislantes de celulosa logran un buen aislamiento térmico, están abiertos a la difusión y pueden compensar las fluctuaciones de humedad menores.

Sin embargo, ya que son altamente hidrófilos y se hinchan, deben ser protegidos contra la humedad. Son dimensionalmente estables y elásticos, pero no pueden adaptarse a cualquier compresión.

Los ácidos y álcalis atacan las fibras de celulosa.

Aplicaciones

Las aplicaciones típicas para los ‘copos’ de celulosa consisten en llenar los huecos en los pisos o techos de vigas de madera y paredes de entramado de madera.
Los tableros de celulosa son relativamente flexibles y son adecuados para el montaje entre las vigas y postes de madera, y con unos tornillos separadores apropiados también se pueden colocar en la parte superior de las vigas .

En general :

  • aislamiento exterior protegido de la intemperie, por debajo de cubierta
  • aislamiento entre las vigas
  • aislamiento interno suspendido por debajo de piso, vigas o estructura portante
  • entramado de madera y madera-panel
  • aislamiento interno para la pared
  • aislamiento de las paredes de separación

Formas de suministro

Se encuentra disponible en forma de copos o tablas:
– copos : en sacos
– tableros :

  • longitud  : 1000/1200/1250 mm
  • ancho      : 570/600/625 mm
  • espesor   :  25-180 mm

 

Consejos de instalación

Los copos de celulosa son, generalmente, soplados en huecos preparados y se compactan para formar una capa fluida de aislamiento.

Correctamente instalado por contratistas autorizados, las escamas no se conforman ni dejan huecos sin aislar.

Otro método de instalación consiste en emplear para el soplado de los copos de celulosa  una pulverización de agua ligera sobre una superficie. Usando este método, espesores de hasta 200 mm pueden ser rociados sobre fratasado y liso, si es necesario.En este caso, debe emplearse una máscara contra el polvo durante el trabajo.

Aunque son fáciles de trabajar, la naturaleza fibrosa de los materiales hace que los bordes de corte tiendan a desgastarse.

Deben ser almacenados en seco con buena circulación de aire y no pueden ser apilados. De acuerdo con la aprobación, la humedad de instalación de la madera estructural no debe exceder del 20% o 35% en el caso de techos.

Salud y aspectos ecológicos, el reciclaje


Las fibras de celulosa como aislante no suponen riesgos para la salud.

Las materias primas recicladas están disponibles en grandes cantidades sin transporte de larga distancia.

El compostaje no se permite debido al posible peligro de las sales bóricas contaminando el agua subterránea.

En el caso de un incendio, existe también el riesgo de que las sales del ácido bórico se separen o disuelvan por el agua de extinción.

Los materiales no contaminados bien pueden ser reutilizados o devueltos al fabricante.

La incineración en plantas de residuos con recuperación de energía es una buena opción debido a la alto valor calorífico.

 

Más:

  • Insulating materials.Principles.Materials.Applications’_Detail Practice_2007
  • www.isonat.com

artículo de: Saray Cancela

Authors

Related posts

ANUNCIO
Arriba