Extrusión y perfilado del aluminio

Recuerda que puedes imprimir este artículo en pdf

Es un proceso en caliente (480 ~ 550 °C), en el cual el metal sólido (cilindro de extrusión), es forzado mediante una presión hidráulica a través de una matriz. Inmediatamente, el perfi l extruido es tomado por un estirador que lo endereza y lo mantiene en su medida para su posterior corte.

Mediante este proceso se endurecen los perfi les y se obtienen aleaciones más resistentes, el proceso se hace en un horno a 180°C durante 4 horas aproximadamente.

aluminio

La extrusión supone habitualmente un proceso discontinuo que se realiza como sigue: se introduce un tocho de aluminio en la máquina extrusora, un segundo tocho se introduce en la cámara de compresión una vez que el primero ha sido extruído, de manera que, las grandes compresiones y elevadas temperaturas que se dan dentro de la matriz, permiten que el segundo tocho quede soldado al remanente del primero, consiguiéndose así, en general, que el producto de salida sea continuo.

La temperatura es uno de los parámetros más importantes en la extrusión. La tensión de fluencia se reduce conforme aumenta la temperatura y, por tanto, su ductilidad es mayor a lavez que se reduce la velocidad máxima de extrusión, ya que los picos de temperatura pueden conducir a modificaciones en las propiedades del material hasta el extremo de que se alcance su punto de fusión. Los cambios de temperatura en la extrusión dependen de la temperatura inicial del tocho, de la transferencia de calor entre el tocho de aluminio y el molde y del calor generado por deformación y fricción.

extrusión aluminio

En cuanto se introduce el tocho caliente de aluminio en el molde, que habitualmente también se pre-calienta, y comienza la extrusión, se empiezan a producir cambios térmicos muy complejos, que se deben a los siguientes efectos individuales:

•Producción de calor por deformación en la zona cercana al orificio del molde.
•Producción de calor por fricción entre el tocho y el molde y en el seno del aluminio debido a deslizamientos plásticos tangenciales.
•Transferencia de calor a medida que el tocho se mueve hacia la matriz.
•Conducción de calor al interior del tocho desde su superficie.
•Conducción de calor al material extruído desde la matriz.

Durante la extrusión, el rozamiento existente entre el tocho de material y el molde influye,no sólo en la generación de calor, sino también en la forma del flujo, provocando la adherencia del material a las paredes del molde, lo que dificulta su avance dentro de la matriz.

A continuación se muestra otro video donde se explica el proceso de perfilado in situ, un proceso cada vez más habitual en instalaciones de canalones en obra, ejecutando el canalón in situ con la longitud exacta, consiguiendo una pieza entera, sin juntas. Puede tener problemas de dilataciones, si no se consideran los movimientos que pueda tener (en las gafas que los sujetan) en las bajantes, etc

 

Referencias: 1 | 2 |

Recomendación:  ” Tesis: Mantenimiento preventivo para una planta de extrusión que fabrica perfiles de aleaciones de aluminio” de J.A. Corzo Mazariegos

Página relacionada: Aluminio (en teoriadeconstruccion.net)

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor