Elementos de sombreo: tipos de estores

Después de dos entradas hablando sobre elementos de sombreo de lamas, cortinas verticales y persianas venecianas, es el momento de hablar sobre todo tipo de estores. Es por eso que a continuación explicaremos su funcionamiento, sus cualidades como sistema, sus ventajas y sus inconvenientes. Según esto explicaremos qué podemos hacer en cada tipo de estancia de la casa y de la oficina, más allá de las cortinas y las persianas.

Los estores se basan en una tela contínua, que se enrolla o se recoge, mediante un movimiento vertical, en lo alto de la ventana. De cara a su complejidad técnica podemos decir que estan a medio camino entre las cortinas de barra fija y las cortinas de mecanismo de apertura mediante poleas. Los estores básicos se instalan con 6 tornillos a la pared, mientras que los electrónicos y con guía oculta son tan complejos como una persiana empotrada en el muro. Vamos a ver los tipos de estores:

  • Pachetto o “paqueto”: es el precursor de las cortinas enrollables. Se basa en un juego sencillo de cuerda que recoge una tela en la parte superior del hueco. La tela del estor se dobla formando unas ondas muy características. Se la denomina cortina romana. Tiene un aire bohemio, suele ser manufacturado y está pensado para huecos con poco uso. Generalmente necesita mucho cuidado y limpieza, sobre todo necesitamos sacarlos de su sitio para limpiarlos. Acostumbramos a verlos confeccionados en lino, en decoraciones de estilo rústico – mediterráneo.
  • Estor plegable o de varillas: Tiene un sistema de recogida parecido al pachetto, pero lo hace de una manera más regular debido a que tiene varillas insertadas e lo alto de la tela, en posición horizontal formando pequeñas láminas estrechas que se pliegan. Suelen tener una tela más recia que los del estilo anterior y muestran una mejora posibilidad de limpieza colocados.
  • Estor enrollable: el boom de los estores puede que corresponda a este tipo. En un mismo pack podemos obtener el mecanismo completamente montado, que simplemente atornillamos a la pared o al techo. Se trata de un rollo de unos 8 cm de diámetro (depende de la tela y de su longitud, claro) que se recoge completamente mediante una cadenilla sinfín. La particularidad de este sistema es que se puede fabricar en casi cualquier tejido. Podemos controlar mucho mejor la calidad de la luz que entra a través de los sistemas traslúcidos, o aquellos que parecen simular lamas, es decir, podemos llegar a controlar la protección de los rayos UV hasta el nivel que queramos. Podemos llegar a un 100% de opacidad y completarlo con guías para reducir la entrada de luz, lo explico más abajo.
  • El estor japonés: se utiliza sobre todo en grandes puertas correderas y terrazas, consiste en varios estores de unos 70 centímetros que deslizan mediante rodamientos superiores y contrapesos. También les podemos llamar paneles japoneses, ya que tienen similar disposición y movimiento que los famosos separadores de papel tradicionales en Japón.

Hoy en día tenemos la posibilidad de vinilos estampados, de imprimir en tela, de aplicar pinturas cual lienzo que decoran la superficie del estor y decoran de una forma mucho más personal que las persianas de lamas o cortinas de lamas verticales.

El estor enrollable hoy en día tenemos la posibilidad de recogerlo con unas guías laterales, de manera que con una tela opaca podemos obtener oscurecimiento total. Si a esto le añadimos la domótica, o por lo menos lo motorizamos obtenemos una persiana de solamente 8 cm de diámetro, que nos cabe en un trasdosado! Una solución muy limpia y con un resultado óptimo para aquellos a los que les gusta dormir totalmente a oscuras.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor