El uso de colores en fachada

Print Friendly, PDF & Email

Hablemos sobre la teoría del color, pero aplicada a la construcción. Cuando tenemos una amplísima gama de colores y pinturas para fachadas nos podemos creer que estamos frente a un folio en blanco, en el que poder pintar, con varias decenas de técnicas diferentes, con todas las combinaciones geométricas posibles.

Sin embargo, la paleta de colores se puede reducir por diversos condicionantes lógicos, dentro del pensamiento y la razón constructiva, más allá del estilo, o de la moda.

En el caso de Galicia, la propia Xunta ha publicado una guía de color, basándose en los colores propios de cada zona. De esta manera, una de las formas puede ser la mimetización con el entorno.

Las razones constructivas para elegir el color en fachada

Ya vimos que en un entorno, bien sea rural o urbano, el color puede mimetizar una construcción o exponerla, destacarla. El criterio del proyectista o del promotor es importante en esto.

Los colores sólidos

La exposición de la fachada y su desgaste es un criterio importante. Su propia geometría puede permitir la acumulación de suciedad.

barrio de Montealto (A Coruña)

La combinación de colores

Debido a la razón anterior, es posible combinar los colores de forma que podamos tener en cuenta la forma en la que se ensucia la fachada. En la foto destacada puedes ver como las partes bajas de cada hueco utilizan un color más oscuro, donde se suele acumular suciedad.

Hace tiempo hablamos de los bigotes , esas formaciones de suciedad fruto de la escorrentía del agua a ambos lados de las ventanas.

La estabilidad del color

Existen diversos factores que influyen en el color de las pinturas, y provocan diferentes tonos que en algunos casos son inesperados, afeando el resultado final. Sin embargo, si los conocemos bien podemos jugar con la propia forma de envejecimiento de la fachada dando un mejor resultado durante más tiempo.

Le afecta por tanto:

  • contaminación ambiental
  • los rayos UV
  • algas, hongos, musgos
  • exposición al viento y a la lluvia
  • humedad ambiente

Si somos capaces de encontrar la pintura ideal para resistir el ambiente en el que estamos trabajando tendremos unos mejores resultados.

Las fisuras en la pintura

Muchas veces pensamos que con una pintura impermeable y varias capas solucionamos la fachada. Las pequeñas fisuras pueden camuflarse durante un tiempo, siempre que la pintura se encuentre entera y sea elástica.

La adherencia de los ligantes de la pintura debe ser ideal, y debe de tener un buen fijador intermedio, como capa previa, sobre el material de base. Debemos de fijarnos también en aquellas pinturas que son impermeables al vapor, que pueden producir pequeñas ampollas, desprendimientos…

¿Que es lo que realmente nos mancha la pintura?

  • Las cargas electroestáticas, no confundir con pinturas electroestáticas, aunque el fenómeno es el mismo, lo primero es una razón por la que el polvo se ve atraido por la pintura, y lo segundo es la razón por la que una pintura en polvo se fija a una superficie.
  • La termoplasticidad, que provoca que el ligante sea «pegajoso»
  • La presencia de rocío o humedad en superficie

Las pinturas de silicatose ensucian menos que las pinturas plásticas o pinturas siloxánicas. Las pinturas minerales son antiestáticas y no termoplásticas, y la superficie está seca durante más tiempo.

Como vemos, el calor puede ser determinante. El muy ya conocido efecto de que los colores claros no absorben tanto calor, es un hecho que debemos de considerar también.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor