El propósito de la arquitectura sostenible

Print Friendly, PDF & Email

Desde hace unos años venimos acuñando el término arquitectura sostenible y hacemos propuestas, muchas veces con un carácter superficial, poco razonado, y muchas veces parcial. Hablamos sobre instalaciones, o sobre aislamiento, o sobre orientación… Necesitamos una visión de conjunto.

Hace algunos artículos comentábamos cuales eran nuestros propósitos de año nuevo, en los que deberíamos de remarcar el punto 3.- Reducir la huella de carbono:

Inconscientemente siempre hemos elegido materiales por su acabado, independientemente de donde fuesen, si el dinero lo permitía cualquier material podría ser importado y colocado en la obra. El comercio mundial en barco nos permite hacer la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela con cuarcita brasileña. ¿Acaso no hay canteras en Galicia? Podríamos llegar a evaluar en todo caso la huella de carbono que provocará nuestra intervención y justificar un estado final de obra realmente más ecológico, con lo que se llama huella de carbono negativa.

Sobre la huella de carbono

Si especulamos un poco, llegando a un guión posible de una serie futurista, es posible que terminemos contabilizando cual es la huella de un edificio desde la propia concepción, su construcción y su utilización.

Hemos comentado algunas veces en el blog cuales son los certificados habituales, o los métodos para conseguir una vivienda sostenible. Los comentamos brevemente y seguimos:

  • Casas pasivas Passivhaus. Este estándar nace en el norte de Europa y las viviendas con dicha certificación no tienen ningún coste energético, con excepción de la bomba del sistema de ventilación, que funciona por aerotermia. Este istema tiene una unidad de recuperación que puede llegar a tener hasta el 70% de la energía generada a cero coste.
  • Certificación LEED. Se podría traducir como certificado por «Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental«. Es un programa voluntario y tiene en cuenta la manera en que se eliminan los desechos y de dónde procede la energía. Evalúa edificios verdes para reconocer las mejores prácticas y estrategias para el cuidado del medio ambiente.
  • Construcción sostenible BREEAM. Es un certificado transparente y técnico, tiene casi tres décadas de experiencia en Inglaterra y se basa en la excelencia técnica y en la modernización de los edificios para asumir funciones sostenibles. Se trata de un certificado plenamente adaptado al idioma, normativa y práctica constructiva de España. Es de fácil aplicación al no ser necesario un técnico, ya que solo el personal de BREEAM inspeccionará la vivienda una vez construida.
  • Otros: Net Zero Energy Building Certification, WELL Building Standar, Living Building Challenge, VERDE®…

¿Si tenemos estos certificados ya es suficiente?

Cuando se analizan estos puntos principales y complementarios, según el certificado LEED, intentamos abarcar todos los campos que atañen al proyecto, a su construcción y a su vida útil. Sobre todo en el punto 4 tenemos que prestar especial interés.

  1. Sitios Sostenible
  2. Eficiencia en el uso del Agua
  3. Energía y Atmósfera
  4. Materiales y Recursos
  5. Calidad del Ambiente Interior
  6. Innovación en el Diseño
  7. Prioridad regional

Digo esto porque me interesa profundamente la obtención de materiales próximos, donde su propia puesta en obra no suponga grandes desplazamientos, siendo reflejo de la vocación del certificado.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor