Diario de obra: Cimentación y saneamiento

Este diario, escrito por mi, novato en muchos sentidos, reflejará aquellas notas que he tomado como importantes porque chocan en muchos sentidos con el método didáctico de las escuelas de arquitectura. Por eso, traigo este tema, mezclando las instalaciones de saneamiento y la cimentación.

Cuando salimos de la escuela y pensamos en la cimentación de cualquier edificio no se nos pasa por la cabeza el trazado de saneamiento, pero es algo que tenemos muy presente en el momento que “tocamos” la realidad. En este caso que estamos tratando, la cimentación de nuestro patio y su evacuación de aguas pluviales es un punto prioritario.

El patio central de la vivienda quedará sin cubrir, por lo que será un macetero expuesto a la lluvia. Como se puede ver en el esquema de instalaciones, el patio tiene pendientes orientadas a una arqueta, en la que colocamos una rejilla y que posteriormente recoge más desagües aguas abajo.

Pero, ¿cómo pasan esos tubos a través de la cimentación? En el siguiente esquema se puede ver el tipo de cimentación y la zona de solera caviti que se utiliza en la zona vividera, dejando el garaje con una solera de hormigón pulido sobre el encachado. También se puede ver que se diferencian los dos circuitos de evacuación de aguas, separando aguas negras de pluviales, y en el caso de la primera imagen , se ve que se prevé la descarga de la piscina de manera independiente, ya que podría causar problemas por inundación de arquetas, ya que en este caso la piscina desaguará a una cota superior a la vivienda.

La fotografía que se muestra al principio del artículo está realizada situándonos entre el muro del patio y el muro de cerramiento de la derecha del plano.  Aquí se puede ver que es importante la presencia en obra del personal cualificado para la instalación de saneamiento, ya que se deben dejar correctamente rematadas las uniones de las canalizaciones de evacuación; cualquier fuga bajo el caviti podría ser un problema serio.

Una pregunta que nos hacemos antes de conocer el caviti a fondo es, ¿se puede cortar? Efectivamente, pero hay que tener en cuenta cómo se tapan los huecos que queden abiertos, para no provocar pérdidas en el hormigonado.

Como en todos los artículos del blog, vuestros comentarios son bienvenidos, y en el caso de este diario,  tienen más importancia para recopilar experiencias de obra.

Obra: Vivienda en Arteixo (Flu-or)

Authors
ANUNCIO
  • Sergio Pena Corpa

    Hola Luis, antes de nada enhorabuena por el proyecto, ¡tiene muy buena pinta!
    Los huecos que quedan al recortar el caviti es un punto a tener en cuenta, pues la estanqueidad del sistema debe ser buena, sino pues ya sabes habrá perdidas entre otras cosas. En la obra donde yo estoy, tapamos los agujeros con lana mineral u otro material siempre y cuando no sean porexpan u poliuretano (ambos prohibidos por temas de medioambiente.

    Saludos!

    • Luis Manuel Santalla Blanco

      Hola Sergio! gracias por seguir el blog, sigo publicando poco a poco.

      Los huecos de las instalaciones en los caviti como bien dices son puntos débiles si no se vibra correctamente el hormigón y si no tiene un buen acabado. La solución con lana o con mantas impermeables es buena solución.

Arriba