El desconocido “Déployé” 100 años después

Héctor Sánchez nos ha escrito a nuestro correo preguntando por el deployé. Rebuscando archivos y enlaces he recopilado en nuestra biblioteca una serie de archivos que espero que le sirvan de utilidad, tanto para saber algo más sobre este material como para saber cómo debe instalarse.

Parece que el metal estirado es una novedosa solución, muy interesante por otra parte, en acabados de edificios top, que nos fascinan con su levedad y transparencia. Pues ojo al dato.

Resulta que hace 117 años, la Revista de Obras Públicas fundada y sostenida por el cuerpo nacional de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos publicaba un artículo llamado “El metal Déployé” en España. Don Eduardo Argentil, agente general en España de la “Compagnie Française du Metal Déployé” da a conocer en España lo que se estaba haciendo en Francia en ese momento, principalmente con las máquinas de Mr. John French Golding. Esta solución innovadora reemplazaba en algunos casos a “3 pesos de hierro” consumiendo 1 con la solución estirada.

La definición es exactamente la misma que nos podemos encontrar en cualquier medio actual. “El deployé consiste en una chapa de acero dulce, latón u otro material homogéneo cortado por series de aberturas paralelas, determinando tiras más o menos anchas, que al propio tiempo son estiradas, constituyendo mallas en forma de rombos”. Es cierto que las formas de hoy en dia no son las de antaño, gracias al corte informatizado. Además de los usos que tuvo en su momento (defensa de árboles, ventanas, cestos, limpiabarros, cerramientos de terrenos) en su momento fue utilizado como base para aplicar mortero sobre el, aportando resistencia a flexión y aportando la posibilidad de moldeado de formas con soluciones ligeras.

Antiguamente estas “latas metálicas”, como las llama el artículo de la revista, se fabricaban en hojas de 2,40 m de longitud por 0,70 a 1,50 m de ancho. Hoy en dia cada fabricante es un mundo. No obstante en la biblioteca podéis consultar distintos catálogos y ver distintos tipos de acabados y dimensionados.

En el artículo de la revista se explicaban pormenorizadamente todos los cálculos necesarios para la fabricación, así como los comportamientos mecánicos de estas láminas estiradas. Un ejemplo claro de la ingeniería de este tiempo, que parece que todavía no ha llegado al público del siglo XXI , cuando unos pocos están llevando la tecnología a lo que se vendrá a construir en el siglo XXII.

Héctor también me pregunta por sitios donde puede obtener más información. Desde hace años el Blog de Judit Bellostes recopila proyectos y los clasifica, al igual que Tectónica. Si pinchas en los nombres puedes ir a los respectivos.

La forma de instalación varía según el tipo de apariencia que se desee dar, pero generalmente son láminas con un bastidor o son bandejas plegadas. La fijación suele realizarse con pletinas o con remaches o tornillos, en función del aspecto que se desee para las juntas. En los catálogos que podéis ver en la biblioteca hay más soluciones.

 

Foto destacada © 2013 MCH Group AG

 

 

Authors
ANUNCIO
Arriba