Cortar azulejo porcelánico con radial

Print Friendly, PDF & Email

Hay verdaderos maestros cortando piezas cerámicas en obra. Puedes requerir de mucha habilidad con los alicatados del baño, en los que por ejemplo empotras la grifería, o en el perímetro de un bote sifónico, por ejemplo. Si buscas una herramienta capaz de recortar con maestría, la web top en ventas es esta.

Llamamos radial a este tipo de herramientas de corte o pulido con disco, aunque si queremos mejorar en la definición de la herramienta, y llamar a las cosas por su nombre, deberíamos de llamarlas amoladoras, esmeriladoras, sierra radial, etc. A continuación hablamos de qué diferencias existen y para qué es cada una de ellas.

La base de la radial

Para ser claros y directos, un buen motor. Debes de tener en cuenta si lo que necesitas es potencia o respuesta y arranque suave.

¿De qué depende el resultado del trabajo?

Siguiendo la misma manera de responder, de la calidad de los discos.

Los discos de las amoladoras son para corte, desbaste y pulido. En la cerámica generalmente se utilizan los discos de corte y desbastado exclusivamente.

¿En qué tipos de cortes son realmente útiles?

Los cortes rectos y cortos, donde se requiere pulso. Incluso sirve para cantear los bordes una vez realizado el corte, permitiendo suavizar el borde resultante de un corte con mesa de corte tradicional, o resultante de un corte con el propio disco de diamante.

Si deseas hacer muchos cortes rectos, te recomiendo que utilices la mesa de corte tradicional, con un sistema parecido al cortavidrios, o una mesa con sierra circular, con disco para cerámica. La radial de mano no es del todo precisa para hacer muchos cortes en serie y a pulso, por lo que quedan bordes irregulares. Por esa razón se colocan en muchos casos los rodapiés y los zanquines en las escaleras, etc, para disimular los bordes de las piezas recortadas.

Si lo que quieres es hacer una perforación, déjate de utilizar la radial y busca las perforadoras. Jugar con las radiales puede ser peligroso si quieres hacer dos agujeros para empotrar un grifo, por ejemplo. Con taladros y brocas con corona, con acabado en diamante o widia podrás hacer perforaciones perfectas en la cerámica.

Si queremos un acabado de «marmolería» es decir, un acabado tan fino como alguien que trabaja la piedra, deberemos de recurrir a cortadoras de mesa, con discos de corte para medio húmedo. De esta manera los cortes quedarán limpios y si queremos podremos rectificar las piezas, ajustando la precisión para la colocación de las piezas con la mínima junta.

Riesgos del corte con radial

Las herramientas eléctricas manuales son unas verdaderas armas, para el que las está utilizando fundamentalmente. Los cientos de revoluciones por minuto se convierten en un riesgo para el propio operario que debe de mantener y seguir las recomendaciones de uso, tanto gafas como guantes.

En el caso particular de la cerámica es muy importante el uso de la mascarilla, por motivos del polvo generado, con riesgo serio para la respiración. Por este motivo además, es importante el uso del corte en húmedo, de manera que se levanta menos polvo en suspensión.

  • Muchos equipos que generan polvo tienen sistemas de recolección de polvo. En el momento de comprar, busque equipos con controles de polvo.
  • Use siempre el sistema de ventilación de extracción localizada para que el polvo no se libere en el aire y asegure el buen mantenimiento mecánico del mismo.
  • No realice el trabajo si el sistema de control de polvo no funciona bien.
  • Al cortar o desbastar productos de concreto o albañilería, use equipos que proporcionan agua a los discos o las muelas. Solo deben usarse discos o muelas abrasivas que han sido clasificados como seguros para el uso con agua.
  • Tenga presente que los niveles de polvo pueden permanecer elevados por algún tiempo, aun después de que hayan terminado las operaciones de corte, desbaste o barrido.

Recomendaciones al terminar con la amoladora

Cuando termines de utilizar la amoladora es muy importante que la guardes en perfectas condiciones. Solo así podemos garantizar que cada vez que la vayamos a usar esté como el primer día y también que nos dure más tiempo a pesar del uso.

  1. Limpiar bien toda la herramienta y los accesorios que hayas utilizado. Creo conveniente avisarte de que cuando trabajas con más herramientas eléctricas al lado, debes de asegurarte de que no entran virutas, gotas, etc., en la zona de aspiración del motor, porque la puedes «liar parda».
  2. Almacena el cable en buenas condiciones para que no se rompa al doblarlo.
  3. Quita la batería si es necesario (en caso de que funcione con batería)
  4. Retira el disco y límpialo perfectamente quitando todo los restos de otros materiales que se puedan haber quedado en el mismo.
  5. Puede que en alguna ocasión tengas que engrasarla o cambiarle alguna pieza.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Socio del estudio FLU-OR Arquitectura y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor