Construccion con tierra

Print Friendly, PDF & Email

En los lugares en que es tradicional se mantiene, y en algunos países desarrollados se continúan llevando a cabo experiencias y se investiga sobre sus aplicaciones incluso a nivel de construcción plurifamiliar o prefabricada.

Algunos autores afirman que la proporción ideal para la construcción con tierra es un 65 % de arena, 18 % de limos, y un 20 % de arcilla. Se dice que la arcilla debe estar en poca cantidad, en una proporción igual o inferior al 20 %. También se dan como adecuadas, sobretodo para las técnicas de tapial y adobe, las proporciones siguientes: grava del 0 al 15 %, arena del 40 al 50 %, limos del 20 al 35 %, y arcilla del 15 al 25 %. Un sencillo ensayo de sedimentación puede dar una idea de las proporciones de la tierra de que se dispone. Además de tener una proporción suficiente de arcilla y otros componentes, la tierra a emplear debe estar limpia de raíces y restos vegetales, y tener un aspecto homogéneo.

Protección de las construcciones de tierra:

-Protección de la parte inferior del muro:
Un zócalo de mampostería evita que el agua de lluvia de lluvia salpique la pared, deteriorando su base y el ascenso por capilaridad de la humedad del suelo.

-Realizar zanjas de drenaje alrededor del edificio o dar ligera pendiente a la calle para facilitar la evacuación de las aguas de lluvia.

-Cubiertas y/o culminación de los muros:
Construir aleros amplios que protejan la pared ante la acción erosiva del agua.

-Vigilar y mantener la cubierta del edificio; reemplazar las tejas descolocadas y limpiar la suciedad acumulada en canales y canalones.
Colocar una viga de atado sobre el muro para facilitar el reparto de las cargas.

-Formas tradicionales de culminación de muros construidos de barro:
Seleccionar un revestimiento adecuado sin que exista un salto de resistencia excesivo con la base estructural del muro, para evitar su desprendimiento.

Ventajas de la tierra como material constructivo

* La tierra es un material inocuo, no contiene ninguna sustancia tóxica, siempre que provenga de un suelo que no haya padecido contaminación.
* Es totalmente reciclable: si en la construcción no se mezcla la tierra con algún producto fabricado por los humanos (por ejemplo, cemento), sería posible integrar totalmente el material en la naturaleza una vez se decidiera derruir el edificio.
* Fácil de obtener localmente, prácticamente cualquier tipo de tierra es útil para construir, o bien se puede escoger una técnica u otra en función de la tierra disponible. También se pueden hacer mezclas con otro material cercano o con algún mejorante de la mezcla (cal, yeso, paja…)
* La construcción con tierra cruda es sencilla y con poco gasto energético, no requiere un gran transporte de materiales o una cocción a alta temperatura. Es por ello que se considera un material de muy baja energía incorporada. Sin embargo, quizá sí es necesario un mayor esfuerzo e implicación de los constructores.
* Su obtención es respetuosa, si se extrae del propio emplazamiento, provoca un impacto poco mayor que el que ya supone realizar la propia construcción. No lleva asociados problemas como la deforestación o la minería extractiva que implican otros materiales constructivos.
* Excelentes propiedades térmicas, la tierra tiene una gran capacidad de almacenar el calor y cederlo posteriormente (cualidad conocida como inercia térmica) Así, permite atenuar los cambios de temperatura externos, creando un ambiente interior agradable. Sobretodo resulta adecuada en climas áridos con oscilaciones extremas de temperatura entre el día y la noche pero, si se incluye un aislamiento adecuado, también es idónea en climas más suaves.
* Propiedades de aislamiento acústico, los muros de tierra transmiten mal las vibraciones sonoras, de modo que se convierten en una eficaz barrera contra los ruidos indeseados.
* La tierra es un material inerte que no se incendia, pudre, o recibe ataques de insectos, esto es así porque se evita el uso de las capas superiores de suelo, con gran cantidad de material orgánico.
* Es un material por naturaleza transpirable, los muros de tierra permiten la regulación natural de la humedad del interior de la casa, de modo que se evitan las condensaciones.
* Económicamente asequible, es un recurso barato (o prácticamente gratuito) que a menudo ya se encuentra en el lugar donde se levantará la casa.

Podemos clasificarla en:

* El tapial: es la construcción basada en la compactación de la tierra mediante apisonado manual de grandes masas de tierra, empleando un encofrado o molde desmontable de madera Se ha utilizado en construcciones de todo tipo y en todo el mundo. Las casas de adobe se realizan con ladrillos macizos de tierra cruda secados al sol, que reciben el nombre de adobes. Es una técnica originada en la península ibérica que tras la colonización de América se aplicó con éxito en las zonas áridas de América Central.
Técnicas de construcción en tapial:
# Tapia común
# Tapia mejorada: Mezcla de la tierra con gravas o cal (Tapia real).
# Tapia reforzada en las caras: Con distintos materiales (Tapia valenciana: Mampuestos de piedra / Tapia calicastrada: Argamasa de arena gruesa y cal) en las caras exteriores para mejorar la tapia y la adherencia del revestimiento.
# Tapia reforzada: Juntas entre bloques de tapial reforzadas con mortero de yeso o cal. Evita efectos de retracción, mejora la trabazón y refuerza puntos débiles.
# Tapia con machones: El tapial actúa como relleno entre machones que reciben las cargas (zonas de mayor resistencia de ladrillo, adobe o yeso). En ocasiones se refuerzan también las juntas horizontales con varias verdugadas.
# Tapia con entramado de madera: Un entramado de madera recoge y transmite las cargas de la edificación, cumpliendo el tapial una función de cerramiento.
* El cob: es la construcción de casas de tierra mediante una mezcla de tierra, agua y paja sin darle ninguna forma concreta. Es originaria de Gran Bretaña, aunque se hallan ejemplos por todo el mundo, y resulta especialmente adecuada en zonas lluviosas.
* Los bloques de tierra compactada: son ladrillos de tierra cruda con bajo contenido en agua obtenidos tras prensarlos de manera mecánica, pera obtener formas regulares y mayor resistencia.

Otra aplicación moderna de la tierra, aunque todavía en desarrollo, son las casas de bolsas de tierra, que mediante bolsas de polipropileno o textiles rellenas de tierra permiten construcciones de gran solidez. Estas últimas técnicas se barajan como alternativas para mejorar los problemas de vivienda en los países más desfavorecidos.

BIBLIOGRAFÍA:
[destacado] GUERNOT MINKE; 2001, Manual de construcción en tierra. La tierra como material de construcción y sus aplicaciones en la arquitectura actual
[1] ÁLVAREZ M. ; GUINEA M.J. ; DÍAZ-ROMERAL J. , 1984 – «Construcciones a base de tierra» – Informes de la Construcción – vol. 36 – nº 365 – pp 47-51
[2] MALDONADO L. ; VELA F. , 1999 – «Curso de construcción con tierra» – Cuadernos del Instituto Juan Herrera – ETS Arquitectura- Madrid – Cuadernos 51.01, 54.01 y 103.01
[3] SINHA, S. , 1997 – «Down to earth buildings» – Architectural Design (London, England) vol. 67 – Jan/Feb – pp 91-93.
[4] VARIOS , 1999 – «Arquitectura de tierra: Encuentros internacionales – Centro de Investigación Navapalos» – Ministerio de Fomento – Madrid, 279 pp.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor